Recibió y dió, sin problemas y como una ley obligatoria. Juan Domingo González es un jubilado santiagueño que se dedica a realizar trabajos de herrería y tiene una gran familia, compuesta por su mujer, cuatro hijos, tres nietos y un gran corazón. Hace poco, su vida recibió un golpe de suerte que la cambió para siempre. Ganó cinco millones de pesos en el jego de azar conocido como “Telekino”

Algunos podrían pensar en cambiar bienes materiales, programar futuros viajes por el mundo, pero Gonzalez pensó en lo que pocos: ayudar a los demás. Quiso donar una buena parte de su premio a una institución educativa. No quería donarles dinero, sino algo mucho mejor: alimentos.

La escuela elegida fue la Nº 1218 “Padre Víctor Conde” del barrio Alomo de Quimilí, ciudad cabecera del departamento de Moreno al noreste de Santiago del Estero. Los directivos, docentes y alumnos recibieron el miércoles la donación de una tonelada de alimentos, que fue entregada por el ganador del flamente ganador.

La comunidad vivió una tarde llena de sorpresas y buenas acciones. Todos los presentes participaron de un breve acto y dieron discursos y muestras de cariño a través de las cuales agradecieron a Juan Domingo Gonzalez por hacer algo que marca la diferencia y que debería ser imitado por muchos. Los alumnos recibieron una clase práctica de bondad y humildad.

Juan Domingo Gonzalez en acción, bajando la donación en la Escuela: