Miles de personas que donaron hoy tapitas plásticas de gaseosas en la jornada solidaria organizada por las fundaciones Garrahan de Argentina y la colombiana Sanar, en ocho capitales, lograron con 477 toneladas un nuevo record mundial de recolección, al triplicar la cifra conseguida el año pasado, informaron los organizadores.

“Son 477 toneladas de tapitas acumuladas entre ocho ciudades, lo que equivale a 198 millones de tapitas y, en plata, a 1.700.000 pesos”, anunció Patricia Gavilán, coordinadora del Programa de Reciclado de Fundación Garrahan, al culminar la jornada con un recital de Patricia Sosa en inmediaciones de la cancha de Huracán.

Con el dinero se construirá un nuevo Centro de Atención Integral del Paciente Oncológico del Hospital Garrahan. “La fiesta arrancó temprano porque para las 13 ya habíamos roto el récord del año pasado, de 156 toneladas”, informó Gavilán a Télam. La Fundación
consiguió el primer récord mundial de “tapitas solidarias” en 2011, con 91 toneladas.

La jornada solidaria fue realizada simultáneamente en ocho ciudades de ambos países bajo el lema “Latinoamérica unida por la salud de los niños”. Los sitios de recolección fueron en Ciudad de Buenos Aires; Cipolletti, Río Negro; Formosa; Paso de los Libres, Corrientes, y Ushuaia, Tierra del Fuego. En tanto en Colombia, la colecta se realizó en las ciudades de Bogotá, Bucaramanga y Pereira.

La jornada porteña incluyó ‘tapijuegos’ para los chicos, que colgados con un arnés se sumergían en una bolsa gigante de tapitas para buscar alguna con premio, o jugaban en un enorme pelotero que en lugar de pelotitas tenía tapitas. La obtención de la nueva marca fue supervisada en cada país por un juez de Guinness World Records. “Se trata de la primera vez en Latinoamérica que dos entidades consiguen un mismo premio Guinness, y que en lugar de competir entre ellas, suman sus esfuerzos para generar unidad y trabajo solidario por los niños latinoamericanos y el medio ambiente”, afirmó Fernando Matera, presidente de la Fundación Garrahan.

La Fundación Garrahan Formosa, como hace 15 años, volvió a convocar a la solidaridad de los norteños “convirtiendo una calurosa tarde en una fiesta de las tapitas”, dijo a Télam Ramón Garicoche, coordinador de la colecta formoseña. La plaza San Martín de la ciudad capital fue el lugar elegido hasta donde llegaron millones de tapitas plásticas del interior provincial, Chaco y Paraguay.

Notarios del Colegio de Escribano de Formosa fueron los encargados de certificar el pesaje de las decenas de bolsas que los vecinos acercaban. “Tengo una mezcla de emoción y alegría” expresó Natalia Escribano, docente de una escuela de un barrio formoseño, “los niños llevaron tapitas todos los días, y hoy las traje yo” contó.

También se vieron abuelos que acompañaban a sus nietos y mujeres que se acercaban en pequeñas motocicletas acercando su aporte en una siesta donde la temperatura superaba los 40 grados. “Nosotros conseguimos transporte gratis -explicó Garichoche-, la cadena de supermercados formoseña Cáceres ya nos llevó más de 50 camiones con papel y tapitas a Buenos Aires”.

La ciudad rionegrina de Cipolletti participó de “tapitas solidarias”, a las que aportó “25 toneladas aproximadamente”, según estimó Jorge Morales, de la Fundación en Cipolletti. Morales contó que el procedimiento implica marcar y cargar los camiones para luego pasarlos por una báscula que determina su peso, por ello “queremos agradecerles al municipio de Cipolletti que colaboraron con el préstamo de camiones, auto-elevadores y toda la logística para el traslado de tapitas”.