A la clásica y también agotadora pregunta de “¿Qué querés ser cuando seas grande?”, le van encontrando una respuesta. Es que la carrera de Geofísica que se dicta en la Universidad Nacional de La Plata (Unlp) tiene uno de los índices de inserción laboral más altos del país y según informes oficiales: cada estudiante ya tiene un puesto de trabajo asegurado incluso antes de concluir su formación de grado por los avances industriales. “La reciente expansión de la industria energética en el país, especialmente la ligada al petróleo y la explotación minera, es la clave de este fenómeno”, explicó la decana de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísica, Alicia Cruzado.
 
Dijo que “estrechamente vinculada al sector energético y al medio ambiente, la Geofísica aparece como una de las opciones de formación profesional más atractivas en términos de oportunidades laborales y como nuestro país se encamina hacia el autoabastecimiento de petróleo y, consecuentemente, ya se avizora el desarrollo de una industria energética propia cada vez más creciente”. Frente a este escenario, y si bien la demanda de profesionales del área se encuentra ya en continuo crecimiento, se prevé que en los próximos años esa demanda será aún mayor.
 
La decana destacó “el descubrimiento del yacimiento no convencional de Vaca Muerta en la Patagonia, uno de las más grandes del planeta y cuya explotación representa un desafío para los geofísicos e ingenieros”. “La explotación de los recursos naturales es estratégica para el desarrollo energético de nuestro país; nuestro rol como unidad académica es asumir el desafío de aportar la suficiente cantidad de recursos humanos formados que reclama el sector”, sostuvo.
 
Para Cruzado, la demanda de profesionales “se irá incrementando paulatinamente a partir de la reciente creación de Y-TEC, la empresa de tecnología con sede en la ciudad de La Plata, creada por YPF, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, y el Conicet, que tiene como objetivo ser una referencia internacional en investigaciones tecnológicas aplicadas, principalmente a la producción del petróleo y gas no convencional”.
 
El director general de Y-TEC, Gustavo Bianchi, explicó que “actualmente el sistema universitario no alcanza a cubrir la demanda de graduados de las empresas petroleras y mineras, y esta situación será aún más evidente a medida que avancen proyectos como el de Vaca Muerta” y agregó que para revertir esta situación “desde el gobierno nacional en conjunto con las universidades, se desarrollan diferentes estrategias de estímulo para mejorar los índices de inscripción en aquellas carreras consideradas prioritarias para el desarrollo del país”.