Mientras un proyecto de ley busca prohibir las pulverizaciones aéreas con agrotóxicos en todo el país, el Concejo Deliberante de Gualeguaychú, Entre Ríos, prohibió la aplicación, expendio, transporte, almacenamiento, comercialización y venta del peligroso herbicida glifosato, con un proyecto de ordenanza impulsado por el Ejecutivo local que incluye a todos los productos que “contengan” el fitosanitario y que no admite “ninguna excepción”.

Recientemente, el Centro de Producción de Alimentos Municipal (CePam) difundió que obtuvo 25.000 kilos de verduras y hortalizas agroecológicas, es decir, sin utilizar venenos como herbicidas o plaguicidas.

La ordenanza sancionada anoche establece que “la prohibición (del uso del glifosato) no admitirá ningún tipo de excepciones posteriores (a la promulgación de la norma) y de ninguna índole”. Advierte además que a las penas establecidas en el Código de Faltas Municipal se sumará el decomiso y una multa, en tanto que para los casos de reincidencia se agregará al decomiso una multa cuyos valores duplicarán la última sanción.

La ordenanza castiga el almacenamiento, expendio y venta y a quienes infrinjan ese artículo “se les decomisarán los productos y se les aplicará una multa y la clausura preventiva del establecimiento donde se detecte una violación” a la norma.
El texto sancionado, que debe reglamentarse y promulgarse en 60 días, habilita la constitución de una comisión ad hoc para el seguimiento del tema e insta a los Concejos Deliberantes de los municipios de Entre Ríos a llevar adelante las mismas medidas.

En Concordia se aprobó una medida de igual alcance en tanto que en Paraná, la capital provincial, la ordenanza aprobada fue luego vetada. En sus considerandos, la ordenanza de Gualeguaychú menciona a la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), ámbito especializado de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya que este organismo confirmó la vinculación entre el herbicida glifosato y el cáncer, incluyéndolo “en el Grupo ‘2A’ de principios activos que se clasifican como probables carcinógenos para los seres humanos”.

Según el Ejecutivo de Gualeguaychú “hay pruebas convincentes de que el glifosato puede causar cáncer en animales de laboratorio y hay pruebas limitadas de carcinogenia en humanos”, como se comprobó en Monte Maíz, provincia de Córdoba.

Recordemos que por su parte, la capital de Santa Fe también busca prohibir este producto. Un concejal santafesino presentó un proyecto de ordenanza y sirvió un vaso de glifosato en plena sesión: “Ninguno de nosotros nos animaríamos a tomar lo que hay dentro del vaso”, expresó el concejal para advertir sobre los riesgos de estar en contacto con este veneno.

MÁS SOBRE EL GLIFOSATO

Científicos, médicos, periodistas e innumerables voces nacionales e internacionales ya advirtieron que el glifosato…

> Afecta la biodiversidad de los bosques nativos.
> Está generando sus propias malezas.
> Se acumula en los campos argentinos. 
> Vuelve impermeables los suelos. 
> Se concentra en los sedimentos de la cuenca del río Paraná.
> Puede ocasionar efectos irreversibles en el sistema nervioso.
> Puede causar cáncer.
> Puede impedir el desarrollo embrionario y fetal.
> Está presente en nuestros alimentos, en helados, en vinos de California, en cervezas alemanas, en alimentos del desayuno en Estados Unidos, en miel uruguaya.
> Está presente en nuestra sangre.
> Está presente en algodón, gasas, tampones, y pañales.
> Enferma a los habitantes de los ´pueblos fumigados‘, a las escuelas rurales.
> Es objeto de estudio de más de 665 investigaciones científicas que demuestran el daño que este herbicida ocasiona a la salud.