El gobernador de San Juan volvió a encender la furia de los pueblos y vecinos de su provincia que deben padecer la presencia de empresas como Barrick Gold, que contaminan santuarios naturales, el agua y modifican el estilo de vida de los habitantes de los pueblos. Al acercarse al Stand del Ministerio de Minería que tiene la provincia de San Juan en la Fiesta Nacional del Sol, declaró: “Le decimos que no a la minería contaminante e irresponsable, y sí a la minería responsable”

Las palabras de Uñac vienen a confirmar una actitud hipócrita que ha mantenido durante todos estos años en los que Barrick Gold ha producido los más grandes derrames químicos de nuestro país. Tanto la provincia, como el Ministerio de Ambiente de la Nación, han demostrado un nulo interés en controlar las actividades contaminantes de la empresa canadiense.

Barrick Gold generó por lo menos dos grandes derrames de agua cianurada en su mina Veladero, contaminando las fuentes de los ríos Jáchal y Potrerillos, también produjo derrames de agua ácida en su proyecto minero Pascua Lama. En ambos casos, la provincia de San Juan se mantuvo muy flexible con respecto a las medidas que tomó para sancionar a la empresa, en todos los casos se trataron de anuncios panfletarios, pura demagogia.

La empresa canadiense el año pasado registró ganacias por encima de sus expectativas. Según la propia compañía, en el último trimestre del año 2016 obtuvo ganancias por  2.320 millones de dólares, gran parte de ese dinero se produce en San Juan, a costa de contaminar el medio ambiente, y gracias a gobernadores como Sergio Uñac que basan sus decisiones con una bajada de línea de la Barrick, que en estos años se ha convertido en una Administración paralela. La provincia es un espacio en donde se puede mover con total libertad. Todo esto no sería posible sin la venia del gobierno nacional.

La Asamblea Jáchal No Se Toca, el colectivo ambientalista que se ha convertido en el único bastión de la resistencia ambiental, al enterarse de las declaraciones de Uñac, se manifestaron en la capital sanjuanina pidiendo el cierre y la remediación de Veladero y Pascua Lama, como así también de todos los proyectos de minería. Durante la manifestación fueron custodiados de cerca por policía provincial, quienes reprimieron con palos a los manifestantes que se trasladaban en forma pafícifica, a raíz de esto, la Asamblea emitió un comunicado:

El gobernador nos cree tan idiotas, que luego de que la empresa “Irresponsable” de Barrick Gold, generara dos derrames en menos de 1 año; insulte nuestra capacidad diciendo estas cosas a los medios. No bastaba con la complicidad que hasta ahora le brindó gobierno provincial, que ahora también Macri se suma a ella. Se ha planteado la modificación de la Ley de Glaciares, que nació siendo un resguardo a futuro para nuestras fuentes de agua dulce, pero que no le conviene a la Barrick. Veladero está asentado en zona periglaciar, por lo que es un proyecto ilegal. Pero con esta ley fuera, no sólo es legal, sino que se podrían iniciar nuevas explotaciones en areas hoy protegidas. Por esto es que las empresas le piden a Macri que la modifique, y él, como con las retenciones, lo hace. Así, a lo cipayo.
Los glaciares son nuestra fuente de agua, lo que nos da la vida e impulso a muchas actividades productivas. Hay que defenderlos, la Ley de Glaciares no se toca, exijamos que se aplique ¡Que se vaya la Barrick, el progreso prometido nunca llegó! ¡Y que se vaya Bergman, que aún siendo ministro de ambiente nunca se preocupo, ni mucho menos se ocupó del ecocidio producido por la Barrick!”