Es un secreto a voces que en la zona del río Uruguay circula desde principios de año. Las gestiones para instalar la tercera pastera en Paso de los Toros avanzan a paso firme. Uruguay ya la autorizó, pero tanto este gobierno, la empresa UPM (ex-Botnia) y las autoridades de nuestro país que integran el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet y el Ejecutivo a cargo del presidente Macri se han puesto de acuerdo para bajar el perfil a esta negociación. 

La Asamblea Ciudadana Ambiental Gualeguaychú denunció esto, además aseguró que esta pastera provocará más contaminación al río Uruguay, ya que estará ubicada a orillas del Río Negro, que desemboca en aquel. El punto es que todo lo que suceda en el río Uruguay debe dirimirse entre ambos países por tener una administración binacional. Los asambleístas advierten que hay “connivencia” entre ambos gobiernos para dar luz verde a la construcción de la pastera.

Este nuevo avance de la industria de pasta celulósica sobre las cuencas hídricas de la región se da con la connivencia del Gobierno argentino. Tanto el nacional como el provincial son socios de este tema de la pastera de Paso de los Toros”, comentó al diario El Día el asambleísta entrerriano Julio Rivero. En Uruguay ya funcionan la controvertida pastera en Fray Bentos, a orillas del río Uruguay y Montes de Plata, sobre el Río de La Plata.

La Asamblea denuncia a Macri por “la anuencia que da a la instalación, sin decir absolutamente nada, mientras tanto al provincial lo responsabilizó por haber mandado “a la Legislatura provincial un proyecto para derogar la Ley de la Madera. Ambos van a ser responsables por la problemática que traiga en las poblaciones por la respiración de los efluentes gaseosos como por la contaminación de los efluentes acuáticos. No es un error decir que la tercera pastera en territorio uruguayo va a duplicar la contaminación en la región. El río Negro se encuentra muy contaminado, por lo que la pastera profundizará aún más la situación ambiental. Luego, este río desemboca en el río Uruguay, por lo que no hay dudas de que se va a generar un efecto acumulativo; la contaminación de la nueva pastera con Botnia UPM va a ser sumatoria”, comunicaron desde la Asamblea entrerriana.

Para fomentar el trabajo de las pasteras, el gobierno entrerriano propone derogar la Ley de la Madera, que prohíbe el transito en toda la provincia de camiones con rollos de madera que son usados por las pasteras uruguayas. Para la Asamblea Ciudadana Ambiental Gualeguaychú todo se está alineando para que esta tercera pastera se haga con el consenso de ambos países, desoyendo a las distintas organizaciones tanto argentinas como uruguayas que advierten que el Río Uruguay se contaminará aún más.

Mientras tanto, desde Paso de los Toros se oye el clásico guión que repiten estas industrias, al asegurar que la pastera traerá un aluvión de puestos de trabajo. Una de las primeras promesas que se caen cuando la pastera comienza a funcionar. Como todas estas industrias, al igual que la minera, sólo dejan pobreza, atraso y contaminación.