Del 1 al 24 de octubre ingresaron al Ecoparque de Gualeguaychú 2.100 toneladas de residuos provenientes de la recolección diaria de la ciudad, de las cuales 687 -un 33 por ciento- fueron destinadas a la planta de recuperación de residuos. En ese proceso recuperaron unas 44 toneladas de material diverso: chatarra, vidrio, cartón, cables, aluminio, cobre y otros elementos, y unos 6.200 kilos de plásticos que equivalen a 75.000 botellas. De esto hablamos cuando hablamos de reciclaje.

La directora de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Noelia Indart, consideró “importante que los vecinos comprendan el volumen recuperado, evitando que estos materiales que llevan años degradarse vayan a enterramiento”. Y detalló que además se recuperaron “17.700 kilos de cartón, lo que equivale a 71 fardos, más de 13.000 kilos de vidrio que es molido en la planta y comercializado a granel, generando en este periodo de trabajo 5 volquetes; como así también 21 volquetes de chatarras”.

El Ecoparque contó con una inversión de más de 30 millones de pesos y es la primera planta de este tipo en la provincia. Por eso recibe todos los residuos sólidos urbanos y asimilables de Gualeguaychú, y tiene capacidad para procesar unas 25 toneladas de residuos por día.

“Esta obra permitirá un saneamiento integral en el tratamiento de los residuos y erradicará el basural a cielo abierto, brindando una mejor calidad de vida a los vecinos”, aseguró José Bahillo, el intendente local, al recorrer el Ecoparque junto con el vicegobernador de Entre Ríos, José Cáceres.

Bahillo mencionó que la separación de residuos domiciliarios “hace que el Ecoparque tenga una vida útil más larga y da la posibilidad de un desarrollo laboral a la cooperativa de trabajo de recuperadores que está trabajando en el predio”. La planta cuenta con un relleno sanitario a 20 años y está trabajando a buen ritmo.