La lucha por la protección de la biodiversidad y el medio ambiante del Rio Uruguay no se detiene. 22.000 entrerianos marcharon en el Puerte Internacional que une Gualeguaychú con Fray Bentos para pedir que se traslade la pastera Botnia. Bajo el lema “Por nuestra vida, por el planeta, fuera botnia”, los asambleístas criticaron al gobierno finlandés por dejar la basura de su nación al sur del mundo, al tiempo que le pidieron al gobierno nacional que defina qué postura tomará en el conflicto. 

Año tras año convocamos en la lucha por el medio ambiente, contra una Finlandia que cuida su país y nos deja su basura“. El reclamo de la Asamblea fue unánime: “Pedimos por el funcionamiento pleno de la Comisión Administradora del Río Uruguay (Caru), la puesta en marcha del Comité científico bilateral, y que las organizaciones internacionales consideren esta situación como “violatoria de Derechos Humanos fundamentales de los habitantes de esta región“.

El comunicacado que dieron a conocer, exigía: “Esta región clama justicia, todos saben las toneladas de contaminación que emite la empresa, prestigiosos equipos de científicos han demostrado que el fósforo es principal contaminante que se vierte en el río Uruguay, mientras además llevamos años respirando gases tóxicos y seguimos esperando los sensores de calidad de aire prometidos”, destacaron.

Para los Asambleitas: “Mientras la pastera funcione la lucha continuará ante una empresa ilegal y contaminante que no contará con la licencia social, defendiendo el ambiente y nuestro planeta, defendemos la vida y por ella de las generaciones futuras”.

Juan Veronesi, referente de la Asamblea explicó a la prensa que “como todos los años, el colegio José María Bértora se encuentra desde anoche realizando un acampe en la zona, y este año se sumaron dos establecimientos más. La juventud va a estar la juventud encabezando la marcha con mucho entusiasmo”.

La causa por las pasteras logró unir al poder municipal en una línea que parecer unificar a toda la sociedad, el Intendente Martín Piaggio dijo: “La crisis ambiental es social, política y económica, y hoy el desastre climático que vivimos, nos lleva más allá de lo alternativo y nos pone frente al desafío de lo posible. Todo esto nos lleva a ratificar nuestro compromiso con el medio ambiente y a hacerlo extensivo a toda nuestra cotidianeidad, y por eso apoyamos a caminar por la vida, y decimos ‘Fuera las pasteras del río Uruguay’. Estamos seguros de que un pueblo que camina, no se domina“, concluyó Piaggio.