Por Matilde Moyano [08/01/2016]

Podría tratarse de un mate más entre una de esas multitudes de mates que solemos ver en las estanterías de los locales de artículos regionales o de diseño. Podría tratarse de un simple mate atractivo por sus colores encendidos, y hasta podríamos confundirlo con el famoso mate de goma ‘Mateo’. Pero él es ‘Guampa’, el mate que vino a solucionar uno de los problemas con los que podemos encontrarnos a la hora de realizar el ritual de tomar mate: que se lave.

Creado por los emprendedores argentinos Lautaro Juliá, Javier Gigena y Luciano Demarco (Buenos Aires), y diseñado por Sebastián Martini (Santa Fe), el Mate Guampa prolonga la duración de la yerba. ¿Cuál es su secreto? A raíz de la geometría que presenta su diseño, el cebado se realiza siempre desde el mismo ángulo, ya que el mate presenta una terminación inclinada, a diferencia del resto, lo cual obliga al usuario a volcar el agua desde el punto inferior, dirigiendo el cebado sobre la bombilla.

Las dimensiones del Mate Guampa son de 9.5 x 7 centímetros. Sus creadores aseguran que es fácil de lavar, que no deja olores, que evita la formación de bacterias, y que además de mejorar el rendimiento de la yerba, su diseño conserva mejor el calor, ya que posee dobles paredes.

Este mate funcional fue diseñado con inyección de plástico y fabricado con material 100% reciclable desde septiembre de 2015, cuando estos jóvenes emprendedores dedicados a la fabricación de productos plásticos para terceros decidieron crear un producto propio, destinado a personas de todas las edades.

Por el momento, el Mate Guampa se puede adquirir en la costa atlántica argentina y en algunos puntos de venta de Buenos Aires, pero no nos desesperemos, porque la venta mayorista será lanzada durante enero de 2016, a un precio entre 80 y 120 pesos por unidad.