El gobierno de Mendoza decidió apartar a los veterinarios que trabajan en el Zoo porque en las últimas horas habrían ocurrido hechos de violencia extrema hacia por lo menos uno de los animales: hallaron a un hipopótamo con heridas que habrían sido causadas por elementos punzantes y un orificio de entrada hecho posiblemente por una bala. Los veterinarios no informaron este hecho.

Estamos evaluando y la decisión administrativa es separarlos -a los veterinarios- preventivamente, no despedirlos, para que un equipo externo y la Fiscalía de Delitos Complejos, a cargo de la fiscal Claudia Ríos pueda evaluar la situación de los animales“, expresó hoy el jefe de gabinete de la Secretaria de Ambiente, Eduardo Sosa. En menos de dos semanas murieron mas de 50 animales. Los veterinarios, encargados de cuidarlos, están seriamente cuestionados. El Gobierno decidió que trabajen veterinarios externos al zoo, hasta tanto se aclaren las muertes.

Sosa presentó una denuncia en la Fiscalía de Delitos Complejos, a cargo de la fiscal Claudia Ríos, para que se inicie una investigación por las muertes de los animales. La directora del Zoo, Mariana Caram, ayer hacía su ronda diaria por el zoo y cuando pasó por la jaula del hipopotamo, un ejemplar hembra, la halla sangrando. Nadie le notificó del estado de este animal. Ayer también murieron tres animales: dos ovejas somalíes y una cría por posible “shock, hiporeflexia y adinamia”. Caram inmediatamente se comunicó con la jefa del Cuerpo Médico Veterinario del Zoológico para pedir explicaciones pero la veterinaria manifestó queya estaba al tanto y minimizó el asunto manifestándole que eran heridas leves y pequeñas”.

Para agravar aún más la situación, el último fin de semana se murió la única pantera negra del zoo y unas de las pocas del país. Eduardo Sosa manifestó: “Cuando un animal muere, su cuerpo va a una fosa o se lo incinera. Sin embargo no sabemos lo que pasó con la pantera. El equipo de veterinarios nos dice que ha ido a una de las fosas del zoológico, les estamos preguntando en cuál está y no hemos recibido la información todavía, por el cual vamos a esperar los tiempos de la administración pública y pasado ese plazo abriremos los fosos y averiguar dónde está. Si no llega a estar el cuerpo de la pantera haremos la denuncia y sumarios correspondientes

Una reconocida ambientalista de Mendoza, Jenifer Ibarra aseguró que el cuerpo de la pantera desapareció y deslizó mediante un tuit que la piel del felino -cotizada por la industria textil- podría haber sido la causante de la desaparición. 

La oscura causa de todas estas muertas podría estar vinculada, según el versión oficial, a la negativa de los trabajadores del zoo de transformar el lugar en un ecoparque. El Gobernador Cornejo dijo que había un sabotage (por parte de los trabajadores, vinculados a ATE) para desprestigiar a las autoridades del zoo, fundamanetalmente a su directora. Lo cierto es que, miserias humanas de por medio, los animales allí ya no pueden estar. No es un lugar seguro para salvaguardar las especies