El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile presentó una querella contra Carabineros en la que se los acusa de apremios ilegales y abuso de autoridad contra ocho mapuches detenidos en la región del Bio Bio.

Según el diario El Mercurio de Chile, uno de los medios más importante del país andino, el INDH presentó una querella ante el tribunal de Garantía de Cañete, en la región del Bío Bío, en contra de la institución policial, siempre cuestionada por sus métodos poco ortodoxos. 

La denuncia hace referencia que el 10 de febrero pasado un grupo de 10 a 15 efectivos policiales detuvieron a miembros de comunidades de la zona que transitaban por un camino rural. La acción fue deliberada y pensada porque da cuenta de que “los carabineros estaban con sus rostros cubiertos y sin identificación“, de acuerdo a lo que les relataron los wwwigos y expone que los policías “maniataron, insultaron, y golpearon con pies y puños, y objetos contundentes” a los mapuches. 

Además, afirma que estos últimos “fueron desnudados, dejándolos en ropa interior” y que incluso hubo amenazas de connotación sexual.

Las relaciones entre el Instituto y la policía uniformada han sido tensas en los últimos años, especialmente desde 2013 cuando el organismo estatal entregó al Ministerio del Interior un informe que criticaba el uso “no proporcional de la fuerza policial en contextos de movilizaciones públicas”. 

Para Carabineros, como es de suponer a una organización retrógrada, argumentó que fueron ellos quienes sufrieron amenazas de parte de manifestantes encapuchados, incluso en un comunicado que se dio a conocer de la Fuerza de choque del gobierno central vio cómo integrantes del Instituto Nacional de Derechos Humanos tenían el rostro tapado. Esto fue desmentido categóricamente luego por directora regional del INDH, Carolina Chang.