“Para nosotros es importante que se pueda hacer una red de agroecología”, comenta Lucio Addino, uno de los impulsores del primer Complejo Agroecológico Urbano de la Región, que se desarrolla en un terreno de Capitán Bermúdez.

El proyecto pretende cambiar el paradigma de producción y consumo al facilitar el acceso a alimentos libres de agrotóxicos para todos los vecinos del barrio y la ciudad. El Complejo además de la superficie dedicada al cultivo agroecológico, cuenta con un vivero comunitario y un sector dedicado a la concientización y gestión de social de residuos, llamado “Pienso, luego reciclo”

“Para nosotros es importante que se pueda gestar una red agroecológica en toda la ciudad, ya que contamos con los recursos y las características naturales suficientes para asegurar la producción local y el abastecimiento del mercado interno de alimentos de valor nutricional a precios accesibles”, comenta Lucio Addino, quien asegura que esta propuesta debe mostrar que un modelo de producción sustentable es posible, y que la agroecología puede ser un motor para la economía local.

“Disponemos de tierras y estamos asentados a la rivera de uno de los ríos más importantes del mundo, fuentes de recursos de alimentos por excelencia, es por esto que debemos dirigir la mirada y todo nuestro esfuerzo para poner todo este potencial al servicio de la población y sus necesidades y no seguir, como sucede en la actualidad, orientando estos recursos estratégicos en manos del Complejo Agro exportador extranjero que utiliza nuestras tierras y ríos para la producción de Soja Transgénica”  afirma Addino.

La importancia de este complejo agroecológico se asienta en cuatro pilares fundamentales, el acceso de alimentos sanos para los vecinos, reduciendo el costo de los mismos pues se producen en la misma ciudad, fortalecimiento de la agricultura familiar, creación de soberanía alimentaria y poder apropiarse del derecho a tener una alimentación sana, libre de agrotóxicos.