Fiction Factory es una compañía holandesa que trabaja en ideas ecológicas y crearon la Wikkelhouse, una casa de cartón corrugado que optimiza el ingenio y el concepto del cuidado del medio ambiente al máximo. Es un módulo eco friendly que lo puedo construir uno mismo en una semana, totalmente hecho con materiales reutilizados. 
 
El módulo está construído con un proceso de envoltura sobre la estructura medular de una máquina de grandes proporciones en un molde con forma de casa, com una capa adhesiva hecha con pegamento ecológico, el material se enrolla 24 veces para darle a la estructura resistencia, hermetismo y durabilidad.
 
La casa de cartón está hecha de bloques de 120 centímetros de ancho por 400 centímetros de altura. El último paso antes de usar la casa, es darle una mano de revestimiento impermeable. El diseño se puede customizar, según el gusto del usuario, como el tamaño y la disposición de las ventanas y puertas.
 
Los desarrolladores de Fiction Factory trabajaron durante cuatro años en el diseño de esta casa verde, de muy fácil transportación, a la que puede añadirse otros módulos como habitaciones extras. 
 
Oep Schilling, fundador de Fiction Factory, comenta que las casas de cartón se hacen en una semana y que pueden durar cien años. La empresa comprueba con esta idea que es posible vivir en un hogar hecho completamente con materiales reciclados y sustentables.