Los restos óseos de un dinosaurio herbívoro con una antiguedad de 93 millones de años fueron hallados en campos cercanos a El Chocón, a 80 kilómetros de Neuquén. El animal, de gran porte, tenía el alto de un edificio de tres pisos. “La importancia de este hallazgo reside en que es poco frecuente encontrar dinosaurios saurópodos en la Formación Huincul, de manera que el Choconsaurus bailewillisi provee nueva y relevante información en su ADN”, afirmaron los paleontólogos a cargo del descubrimiento.

El hallazgo se hizo en el yacimiento paleontológico conocido como La Antena, a medio kilómetro al norte de la Villa El Chocón. El descubrimiento incluyó una parte de la mandíbula, cráneo y maxilares, en total son siete dientes, cuatro vértebras cervicales, cuatro fragmentos de costillas de tórax, 19 vértebras cervicales y un pequeño hueso de la cola denominado “chevron”.


Representación gráfica del Choconsaurus baileywillisi.

Los restos fósiles son pertenecientes al cretácico superior de la Patagonia, debido al sitio donde fueron hallados, los científicos lo llamaron “Choconsaurus baileywillisi”. El equipo que participó del hallazgo está compuesto por los doctores en paleontología Edith Simón, Leonardo Salgado y Jorge Calvo. El dinosaurio hallado, según los propios investigadores, amplía el registro de titanosaurios en esta región del planeta. Es el más completo hallado hasta ahora, ya que se logró recuperar el 25% de su esqueleto. Vivió hace 91 a 93 millones de años.

El Choconsaurus baileywillisi era un seurópodo, se trataba de animales que podían tener cuellos de hasta 20 metros de altura y un largo de 40 metros.

Neuquén es una provincia muy rica en términos paleontológicos, por lo que es común que en su interior profundo sean usuales los hallazgos de restos fósiles, por esto la Dirección Provincial del Patrimonio Cultural, recuerda que para hacer investigaciones paleontológicas es necesario tener autorización.