Durante este fin de semana, en el balneario Gatica de la capital neuquina, sobre las aguas del río Limay, un vecino encontró un parásito conocido como lamprea de boca grande o “bandera argentina”, que tiene forma de anguila, y que no se había hallado nunca en dicho lugar. 

Se trata de una aparición inusual, ya que si bien es una especie anádroma, que migra al agua dulce para reproducirse, por lo cual investigadores afirman que esta especie puede llegar a habitar las aguas del río Limay, últimamente no se han registrado apariciones en las costas.

Carlos Valenzuela es el neuquino que encontró este parásito y no dudó en sacarle varias fotografías y difundirlas mediante su cuenta en la red social Facebook. Sorprendido por el hallazgo, el hombre contó que buscó qué tipo de animal había retratado y denunció su presencia. Se espera que personal de Fauna brinde más detalles.

Este hallazgo se da en medio de una fuerte controversia entre ambientalistas y el gobierno, los primeros días atrás dieron a conocer un completo informe que había realizado en el Río Limay en el que se comprobaba que se hallaba contaminado y que había presencia de bacterias peligrosas para el ser humano. Recomendaban incluso no bañarse en el balneario donde luego se halló este perásito que tendría alguna vinculación con la adulteración de las agua del rio. Los ambientalistas aseguran que la contaminación del río tiene estrecha relación con sistemas cloacales de barrios privados. 

Vale remarcar que la lamprea de boca grande solo se encuentra en el hemisferio sur, posee cuerpo anguíliforme, esqueleto cartilaginoso y dos aletas dorsales que le dan apariencia de pez. No poseen escamas, ni línea lateral y las branquias se conectan al exterior a través de siete pares de orificios.

Su boca sin mandíbulas, en forma de ventosa redondeada, posee numerosas placas córneas. Con ella se fija a su hospedador, preferentemente peces mucho más grandes y hasta orcas, obteniendo sangre y tejidos. Las lampreas pueden ser muy daniñas si entran en contaco con un hombre, especialmente niños. Es claro que algo anda mal en el Río Limay. 

La lamprea hallada en el Río Limay: