Miramar ya no sólo será visitada por su costa y sus atractivos balnearios, desde hace algunos años es noticia por los hallazgos de restos fósiles que asombran por su perfecto estado de conservación. Hace unos días atrás encontraron los restos de un perezoso gigante (Lestodon armatus) que vivió en esta zona hace 100.000 años.

El perezoso gigante llegaba a medir 1.80 metros de alto por 4 de largo y podía pesar hasta 3,5 toneladas. Con los restos que se han hallado más estos recientes será posible armar un ejemplar completo. Para los paleontólogos, Miramar tiene uno de los yacimientos de fósiles más ricos del mundo del período que data de los últimos 4 millones de años. Florentino Ameghino ya había advertido esto hace un siglo atrás.

Este nuevo hallazgo se realizó en cercanías al muelle de los pescadores, casi en el ejido céntrico de la ciudad. Según comunicaron Mariano Magnussen y Daniel Boh, Técnico y Director del Museo Municipal “Punta Hermengo” de General Alvarado, el lestodon vivió en estas región donde hace 100.000 años había una zona cenagosa, por la presencia de un arroyo. La costa del mar estaba a varios kilómetros más adentro de la actual costa.

“Era un gran herbívoro, que recogía su comida a orillas de los pantanos o cauces fluviales, y era el tercer animal continental de mayor tamaño”, comento a la Agencia Infogei Mariano Magnussen, en tanto su colega Daniel Boh detalló: “Su cráneo tenía una región frontal muy ensanchada. Su dentición era simple, pero resaltaban hacia afuera de la boca unos colmillos muy grandes, los que se convertían en defensas contra los posibles depredadores. Sus huesos eran gruesos y robustos. Su masa corporal se estima que era de 3,5 toneladas. Tenía 1,80 de alto y 4 metros de largo