“Los restos fósiles corresponden a un dinosaurio herbívoro, probablemente de la familia de los Rebbachisauridae. Estos dinosaurios, que estuvieron distribuidos en el supercontinente Gondwana, han sido registrados principalmente en África y América del Sur. Los restos, a pesar de ser fragmentarios, permiten brindar información relevante de este grupo”, indicó la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) en un comunicado.

Los hallazgos provienen geológicamente de la Formación Candeleros, del Grupo Neuquén, que tiene una antigüedad aproximada de unos 100 millones de años (Cretácico Tardío).

Los paleontólogos Domenica dos Santos y Juan Porfiri, coordinaron las actividades de rescate para lo cual “aplicaron técnicas especiales de preservación de las piezas en campo y de recubrimiento de las piezas que permitieran protegerlas durante el traslado al laboratorio del museo de la UNCo”, según explicaron.

Finalmente, destacó “el compromiso de la empresa Pampa Energía en dar aviso del hallazgo y el rápido accionar de la Dirección de Patrimonio de Neuquén y el personal que trabaja en los Museos de la UNCo y Añelo para resguardar este valioso patrimonio paleontológico que formará parte del acervo del nuevo Museo de la localidad de Añelo”.