Restos fósiles de un glyptodontidae, un familiar de la mulita, pero con un caparazón inmóvil, formado por piezas óseas, fueron hallados en el campo de una familia de la localidad El Solar, provincia de Entre Ríos.

Se trata de piezas pertenecen a una subfamilia de mamíferos placentarios que vivieron hace 8.000 años en Sudamérica, emparentados con los actuales armadillos.

El personal especializado del Museo Provincial de Ciencias Naturales y Antropológicas, Antonio Serrano, intervino como autoridad de aplicación de la ley correspondiente a la preservación del patrimonio arqueológico y paleontológico.

Los especialistas realizaron el traslado del material a la sede del Museo en Paraná. La pieza más grande y pesada quedó a resguardo en la Comisaría local, y será trasladado proximamente.

Graciela Ibargoyen, bióloga del Museo Provincial de Ciencias Naturales y Antropológicas Antonio Serrano, detalló al Diario Uno que se trata de “un animal que pertenece a la megafauna cuaternaria” y que “algunos de estos animales pueden ser muy grandes. En este caso se puede decir que su tamaño es similar a un Fiat 600”.