El Lago San Roque es el espejo de agua donde se bañan miles de turistas y vecinos de la Villa Carlos Paz, pero también de aquí se saca el agua que beben en Córdoba capital. Un equipo de especialistas del Instituto de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) hallaron por lo menos seis virus que serían los responsables de los reiterados casos de gastroenteritis que se han propagado en estos días entre los vecinos de aquella Villa.

Los virus hallados son Astrovirus, Enterovirus, Polyomavirus, Rotavirus, Norovirus y Picobirnavirus. Todos denominados por los especialistas como virus entéricos y que se habrían trasladado hacia el lago por los deshechos cloacales que se vierten en él, gran parte de estos, sin recibir ningún tratamiento.

Estos virus se mantienen vivos todo el año, pero con el calor se hacen más dañinos para la salud humana. La situación preocupa ya que de diciembre a marzo es la temporada alta en la Villa, y la contaminación del agua se agravaría por aquellos meses.

Los especialistas han tomado muestras desde el año 2012 no sólo al paredón del Dique San Roque, sino a los ríos Cosquín y San Antonio. El agua del lago, entienden los virólogos, se ha contaminado por estar en contactos de agentes tóxicos que no han sido tratados.

La comunidad de Villa Carlos Paz pide desde hace años obras de ampliación de la red cloacal, para disminuir los deshechos sin tratar, pero también una planta de tratamiento de deshechos cloacales.

Los virus que se hallaron son muy fuertes y en muchos casos resisten el proceso de potabilización. El Lago San Roque también es la principal fuente de agua de la que se abastece no sólo la Villa Carlos Paz, sino también la ciudad de Córdoba. Es urgente, aseguran los especialistas que se aceleran obras para sanear las aguas de este lago que están seriamente contaminadas.