Hace miles de años la pampa bonaerense era habitada por animales gigantescos y especies que hoy nos resultan increíbles. Hace un año atrás una vecina de General Belgrano que buscaba arcilla en costa del rio Salado vio algo que le llamó la atención, sacó una foto a su hallazgo y se la llevó al paleontólogo del pueblo, resultado: halló los restos completos de un glyptodón.

El hallazgo se produjo en cercanías del puente Manantiales, sobre la ruta provincial 41. Se tardó un año en organizar y coordinar los trabajos de extracción, el equipo a cargo de llevar adelante la tarea estuvo dirigido por el paleontólogo Ricardo Bonini y miembros del Museo Municipal “Alfredo Enrique Múlgura”

Hace un año atrás el rio estaba con creciente, por eso se debió esperar todo este tiempo, y antes de que crezca de nuevo, los trabajos se aceleraron. El glyptodón es una especie que hace 10.000 años dejó de existir, los restos hallados a orillas del Salado, son muy valiosos porque se trata del ejemplar completo.

A pesar de que no es anormal ver restos fósiles de animales prehistóricos, el hallazgo que realizó María Luisa Ferreyra despertó el entusiasmo de todos en General Belgrano. En una primera etapa se identificó al animal y se hicieron tareas de limpieza. Al equipo del museo se le sumaron niños y jóvenes, pero también vecinos que prestaron herramientas y equipo para llevar adelante la extracción del viejo animal petrificado.

El fósil, una vez extraído fue llevado a un galpón ferroviario y en estos días lo están limpiando para su posterior exposición en el Museo Municipal.