El temporal histórico que soportó Chubut y que destrozó gran parte de los barrios de Comodoro Rivadavia trajo consecuencias insospechadas que involucran a las empresas petroleras, y que desnudan la poca seguridad con la que se manejan estas compañías. El subsecretario de Ambiente de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, Daniel González, confirmó que por lo menos han sido nueve las filtraciones de hidrocarburo en la ciudad.

“El más importante fue el que se produjo por la rotura de un colector en el yacimiento de la empresa Capsa, al norte de Comodoro, desde donde se derramó petróleo sobre un cauce y recorrió unos 10 kilómetros hacia una zona de chacras tras cruzar la ruta 3 por una alcantarilla. Ese derrame fue denunciado por los vecinos y remediado por la empresa, como corresponde”, detalló el funcionario.

Al relatar a la prensa los diferentes incidentes que debió sufrir la ciudad con respecto a los caños de petróleo que pasan por debajo de barrios populosos, Gonzalez recordó: “otro de importancia ocurrió en el patio de una vivienda en una zona de asentamientos, es decir en lotes sin mensurar donde no debería haber construcciones”.

“Se trató de una casa que estaba emplazada sobre un oleoducto de pequeño diámetro que se rompió y derramó cerca de 300 litros de petróleo, que fue retirado y remediado. A eso hay que agregarle otro derrame que se produjo en Caleta Córdova, del cual nunca se encontró la fuente, aunque como también era un área de Capsa se le ordenó la remediación”, abundó y recordó también “un afloramiento en una vivienda muy precaria, ubicada en otra zona de asentamiento no autorizado donde brotó una pequeña cantidad de menos de un metro cúbico”.

Continuando con los derrames que provocó el temporal, uno de los primeros fue también denunciado por los vecinos del barrio Caleta Córdova, “donde se vio una mancha de hidrocarburo que fue sobrevolada por un helicóptero de Prefectura. Las muestras revelaron que se trató de un material muy viscoso, como una brea que evidentemente no provenía de un pozo o un oleoducto activo, porque era mucho más pastosa y estaba flotando en el mar”

El funcionario intentó minimizar los demás incidentes, declarando que “resultaron insignificantes”, y puso como ejemplo “una pequeña cañería que goteó menos de medio litro de petróleo porque el caño fue removido y otras denuncias que atendimos pero que no resultaron ser hidrocarburos, sino filtraciones de agua en el terreno con restos de petróleo que estaban en el piso”.

Las tres empresas que estuvieron involucradas en los derrames fueron: Capsa, YPF y CRI Holding. “De todos modos, es normal que en una zona donde cayó tanta lluvia, en una cuenca que hace un siglo viene produciendo petróleo, se produzca por un lado remoción del terreno y se descalcen cañerías, como así también se detecten afloramientos de hidrocarburo, que está en el suelo y sube con el agua que saturó el terreno”, concluyó Gonzalez. La situación en Comodoro Rivadavia sigue siendo desastrosa, con miles de evacuados y más de 500 vecinos sin casas.