Los restos de un saurópodo, un pesado herbívoro de cuatro patas, extenso cuello y cabeza pequeña, fueron hallados en cercanías de la localidad de Plottier, provincia de Neuquén, en una zona petrolera. Según confirmó la Dirección de Cultura de la provincia, el descubrimiento se hizo a partir de la denuncia de un poblador, quien dio avisó a la Policía.

Lo investigadores hallaron fémur, las costillas y una fíbula, la unión de distintos huesos, que se encontraban dispersos en los dos sitios. El animal encontrado se caracteriza por ser herbívoro, tener un cuello largo, una cabeza pequeña, patas gruesas y una cola robusta.

A lo largo de unos 20 días, el equipo de paleontólogos integrado por los expertos Flavio Bellardini, Francisco Barrios y Matías Baiano, quienes junto a los técnicos Fernando Perri y Ulises Avendaño realizaron el rescate del material en un trabajo que se realizó en dos sitios distintos.

La directora provincial de Cultura, Claudia Della Negra dijo que el trabajo de campo del equipo de investigadores consistió en la prospección, excavación, armado y traslado de bochones, que realizaron con herramientas manuales en un radio mayor en búsqueda más material, pero no encontraron otros fósiles. Según lo establecido por la Ley 2184/96 de Patrimonio Histórico, Arqueológico y Paleontológico, “los restos fueron trasladados al Museo Municipal Carmen Funes de la localidad de Plaza Huincul, para realizar posteriores estudios”.