Con un muro de Berlín realizado íntegramente con más de 100 kilos de chocolate cobertura, que demandó 40 horas de trabajo de los estudiantes de la Escuela de Pastelería, se dio por inaugurada la Semana de la Pastelería Alemana.

El lanzamiento del evento se hizo en la sede de la embajada con la presencia de su embajador, Bernhard Graf von Waldersee; el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi; y los representantes de la Cámara de Confiterías de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) y la Federación de Trabajadores Pasteleros.

Funcionarios y representantes de las cámaras empresariales coincidieron en que en Argentina y Alemania consolidaron su gastronomía a través de las diversas corrientes migratorias que se fueron asentando a lo largo y a lo ancho del país.

También resaltaron la cualidad de la gastronomía como un pilar de la cultura de los pueblos, ya que -consideraron- los sabores, los aromas y las texturas acercan y ayudan a introducirse en la historia y las costumbres de las regiones.

Así, entre el 22 y el 24, se podrán probar las delicias alemanas en los distintos locales de la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires.   

En los locales adheridos a este festejo el público podrá saborear strudels, tortas Selva Negra, Streuselkuchen (torta seca con relleno de semillas de amapola, manzanas y cobertura con crocante), Frankfurter Kranz (especialidad de Frankfurt), berlinesas o las Lübecker Nusstorte (torta de mazapán de Lübeck, ciudad del mar báltico).

Para conocer el listado completo de confiterías adheridas, se puede consultar por internet la página: pasteleriaartesanal.com