Con la inminente llegada del primer auto eléctrico argentino, Sero, el tema se ha instaurado en nuestro país. En un mundo cada vez más preocupado por el cuidado del medio ambiente y la incorporación de energías alternativas que suplanten a los combustibles fósibles, los autos eléctricos no contaminantes han cobrado importancia y son la solución inmediata que ya son una realidad en algunas ciudades europeas. 

Sin embargo, aunque cada día se encuentran más desarrollados, presentan aun ciertos problemas, como la autonomía, ya que detenerse a cargar la batería sin contar con lugares adecuados para hacerlo es un obstáculo para recorrer largas distancias.

Esta desventaja de los vehículos eléctricos podría estar próxima a solucionarse ya que, en el Reino Unido, se estará probando durante los próximos 18 meses una innovadora carretera eléctrica que permite que los automóviles se carguen de forma inalámbrica cuando pasan sobre ella

Los automóviles eléctricos funcionan gracias a baterías de ion-litio, y si bien empresas como Tesla están trabajando para aumentar su densidad, y de ese modo la duración de las baterías, ese proceso aun no termina de desarrollarse

Ante ese problema, se ha pensado en soluciones alternativas, como aumentar la frecuencia de carga para que solo deban detenerse por algunos segundos, pero de todas formas no solucionaría el problema de cómo recorrer grandes distancias. 

Por eso en Reino Unido se consideró otra solución: la carga inalámbricaLa carretera que se probará en Reino Unido durante los próximos meses cuenta con un carril verde exclusivo para la recarga de vehículos eléctricos, que funciona como fuente de energía cuando pasan sobre él.

Los vehículos eléctricos o híbridos deberán estar equipados con tecnología inalámbrica para que, al circular por estas carreteras especiales que incorporan lineas eléctricas bajo la tierra generadoras de campos electromagnéticos, puedan cargarse.

Al permitir la carga de los vehículos en movimiento, este avance no solo mejoraría la autonomía de los autos eléctricos, sino que haría que superen a los que funcionan con combustible, ya que al cargarse de manera inalámbrica los automóviles no deberían detenerse nunca.

Si bien, por su necesidad de energía eléctrica, este tipo de auto tampoco está completamente libre de ser contaminante, representa todo un avance con respecto a los miles de litros de combustibles fósiles que se queman en el mundo cada día.