Como homenaje al naturalista y escritor bonaerense Guillermo Enrique Hudson, pionero en la promoción de la conciencia ambientalista, este martes 4 de agosto desde las 14 se celebrará su natalicio con la finalización de la primera etapa de la restauración del Rancho Natal en el Museo Histórico Provincial “Guillermo Enrique Hudson”, partido de Florencio Varela, Buenos Aires.

El evento contará con la presencia del destacado Ornitólogo y Naturalista, Tito Narosky y del Lic. Carlos Fernández Balboa, quien presentará el nuevo Guión Museográfico del Museo.

La celebración continuará a las 18 hs. en la Biblioteca Popular Pedro Goyena (San Luis N° 948, Quilmes), donde la Asociación de Amigos del Parque Ecológico Cultural Guillermo Hudson, conjuntamente con el Rotary E-Club del Conurbano del Distrito 4915, convocan a participar del primer Día del Naturalista Local declarado por el Honorable Consejo Deliberante de Quilmes como homenaje a Guillermo E. Hudson.

El Museo abrió sus puertas a los visitantes en 1967 y desde entonces se trabaja para ampliar los servicios museológicos y de educación Ambiental. Actualmente se encuentra bajo la dirección del museólogo y administrador cultural Rubén Ravera.

Guillermo Enrique Hudson difundió el paisaje pampeano en todo el mundo. Nació en Florencio Varela el 4 de agosto de 1941. Sus padres, procedentes de Boston, habían comprado en 1837 la estanzuela conocida como ‘Los Veinticinco Ombués’. Allí nacieron sus seis hijos que crecieron en una sociedad multicultural, con gauchos, pueblos originarios e inmigrantes europeos, en pleno contacto con la vida silvestre. A los 33 años Hudson viajó a Inglaterra en busca de medicamentos, por un problema de salud: la fiebre reumática. Allí permaneció hasta su muerte, el 18 de agosto de 1922. Su trabajo para la conservación del medio ambiente fue más alla de los 24 títulos publicados. Trabajó en la Real Sociedad de Protección de Aves, su labor fue pionera en la redacción de los contenidos de la que podría considerarse como primera Ley conservacionista. Su casa natal fue reubicada por el Dr. Fernando Pozzo en 1929 a partir de la descripción que el naturalista realizó en su autobiografía ‘Allá lejos y hace tiempo’. Las 54 hectáreas de bosque, pastizal y humedal se recorren a través de 6 mil metros de senderos autoguiados. Pueden observarse innumerables especies de aves silvestres y plantas autoctonas que fueron introducidas con el fin de recrear la flora y fauna del norte de la provincia de Buenos Aires. Estos ambientes constituyen un patrimonio invalorable en los aspectos histórico, educativo y natural que puede conocerse a través de visitas guiadas, safaris fotográficos y una completa programación cultural durante todo el año.

Más información en: http://parquehudson.blogspot.com.ar/