El 60% de los residuos que se generan podrían ser reutilizados. Si bien cada día hay más conciencia de la importancia del reciclado, aún queda mucho camino por recorrer. Además de las iniciativas públicas orientadas a incentivar a los ciudadanos, existen nuevas propuestas para concientizar a los consumidores sobre el cuidado del medio ambiente.

Con el objetivo de recompensar a quienes reciclan, marcas líderes del mercado y algunos colegios ya disponen de las nuevas máquinas compactadoras de envases plásticos y/o de aluminio: ECOllect.

Tras estudiar el mercado local y concluir que el reciclaje es percibido como un esfuerzo sin un beneficio inmediato, Victoria Martorell y Tomás Lanusse tuvieron la idea de la cual surgió este proyecto: ¿por qué no premiar a quienes igualmente lo hacen?

Así surgió ECOllect, el primer desarrollador local de máquinas de reciclado de este tipo en el país. El mayor diferencial de la propuesta es que genera un verdadero vínculo sustentable entre las marcas y sus consumidores.

Por cada envase que se introduce en la máquina, ésta realiza un sorteo de productos y promociones. También acumula puntos canjeables y genera rankings para premiar el esfuerzo de los que más reciclan.

El círculo virtuoso se cierra con la donación del material recuperado por las máquinas compactadoras a cooperativas para su tratamiento y reutilización, lo cual les brinda la materia prima para generar más puestos de trabajo.