“Es hora de que tomemos conciencia de lo necesario que es cuidar nuestro planeta, con acciones como reducir, reciclar y reutilizar”, expresó Juan Cabandié, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, quien recorrió la planta de reciclaje con la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza.

El ministro destacó la labor que realiza la fábrica visitada: “No hay nada mejor que estar en esta empresa que se dedica a la fabricación de muebles a partir de materiales reciclables, como plástico y nylon. Estas materias primas se convierten en estructuras para hacer casas, bancos y también mobiliario urbano, creados con materiales sustentables y muy resistentes en el tiempo”.

Por su parte, la jefa comunal destacó la producción de la planta recicladora y el proceso de construcción sostenible: “Aplicar la reducción, reutilización y reciclaje es comenzar a aportar en este problema de la basura, por eso estamos con el ministro Cabandié, viendo la manera de desarrollar un mejor trabajo con Econciencia y plantearnos un gobierno y una gestión sustentable”.

Además, el dueño de Econciencia, Daniel Hartman, explicó las características y elaboración de los muebles sustentables, elementos para la construcción, decks y distintos tipos de estructuras. “Es un orgullo que visiten nuestra planta y vean todo el trabajo que venimos haciendo. Esta fábrica funciona hace un año y medio, procesamos todo tipo de plásticos de un solo uso y lo transformamos en madera plástica con lo que se puede construir hasta una vivienda generando un doble impacto porque evitamos tala de árboles y sacamos esos plásticos del medio ambiente que si no están en un lugar adecuado, contaminan”.

Por su parte, la directora de la Fundación “Llena una botella de amor”, Flavia Taraborrelli, señaló: “Proponemos un fin social, capacitamos escuelas, instituciones y a la comunidad en los lugares que nos convocan, llevando esta nueva conciencia ecológica en lo que es el reciclado de materiales de un solo uso. Hemos acumulado 80 mil toneladas y capacitamos más de 500 escuelas. Como lo que se propone es producir un cierre del ciclo, lo que la comunidad nos da se devuelve como un bien común, por ejemplo escuelas de Quilmes recibieron una mesa como premio de este sistema de intercambio. La idea es seguir creciendo y nuestro objetivo sería proveer de casas a población vulnerable”.