La Chacra Experimental Integrada Barrow (Ministerio de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires) lleva adelante estudios vinculados a la producción agroecológica en sistemas de gran escala desde hace nueve años. Esos sistemas se caracterizan por la baja a nula aplicación de insumos químicos, el aumento de la biodiversidad y el fortalecimiento de los ciclos biológicos, entre otros.

Productores de Tres Arroyos, provincia de Buenos Aires, que cuentan con el asesoramiento de la Chacra Experimental Integrada Barrow, abastecen del cereal a Cervecería y Maltería Quilmes. A su vez, especialistas del organismo aportan los principios de la agroecología para rediseñar el campo experimental de cebada de la empresa.

Por un lado, se busca rediseñar el Campo Experimental que tiene la compañía en Tres Arroyos, provincia de Buenos Aires, y por el otro, impulsar la agricultura regenerativa a partir de la adquisición de cebada agroecológica producida por nueve productores de Cambio Rural.

El INTA y Cervecería y Maltería Quilmes firmaron un primer convenio para realizar una serie de experiencias para producir cebadas agroecológicas que no dependan de insumos externos y que se encuentren en sistemas productivos que busquen la regeneración de los recursos naturales: una agricultura agroecológica regenerativa.Los primeros cultivos se comenzaron el año pasado y recién este año comenzaron las primeras pruebas con cebada”, indicó Martín Zamora, coordinador nacional de Agroecología del INTA.

En ese marco, se propuso la realización de corredores biológicos: sembrar algunas especies que produzcan flores y puedan atraer a polinizadores y controladores biológicos. A su vez, se pensó en la realización de visitas periódicas para el seguimiento, análisis y recomendaciones de manejo para el sector agroecológico del campo experimental.

La cerveza nace en el campo. Somos una agroindustria donde la cebada es fundamental para nuestro negocio. Por esto, el compromiso con la agricultura sustentable es central en nuestra plataforma de Sustentabilidad. Para alcanzarlo, implementamos el mejoramiento genético de la cebada para la adaptación al cambio climático y acompañamos a los productores agropecuarios en la transición regenerativa para impulsar buenas prácticas agroecológicas, señaló el gerente de Investigación y Desarrollo de Cervecería y Maltería Quilmes, Antonio Aguinaga.

“Avanzar hacia sistemas que busquen la regeneración de los recursos naturales y permitan lograr producciones de calidad es fundamental”, indicó el especialista del INTA y agregó: “Cervecería y Maltería Quilmes expresó su interés en lograr la eliminación del uso de insumos químicos y desde el INTA aportaremos en esa línea”.