Francisco Salamone fue el arquitecto de las pampas. Las torres de sus palacios municipales se ven desde lejos en la ruta y en la gran llanura quisieron representar la presencia del Estado. La embajada argentina en Italia inauguró en Roma una muestra fotográfica dedicada a la obra de este inmenso creador que nació en Sicilia a fines del siglo XIX.

“El Gaudí de las Pampas“, fue llamado por quienes muchos años después reconocieron su obra. El embajador argentino en Roma, Tomás Ferrari, inauguró la muestra “Salamone: el arquitecto audaz“, la exhibición reúne alrededor de 30 fotografías artísticas de sus más emblemáticos edificios que levantó en ciudades de la provincia de Buenos Aires. Algunos se han transformados en íconos, como los cementerios de Saldungaray y Azul y el matadero de Guaminí.

Francisco Salamone nació en Leonforte en 1867 y murió en Buenos Aires en el año 1959. Entre 1936 y 1940, bajo la gobernación de Manuel Fresco, realizó 60 edificios en 25 municipios bonaerenses. Se trató de un record jamás superado. Salamone se manejaba en avión para inspeccionar el avance de sus obras, muchas de ellas las hacía en forma simultánea.

La agregada cultura en Roma, Irma Rizutti y el curador de la muestra, Lucas Gioja, manifestaron que las obras del arquitecto proponen un recorrido por la profundo del mapa bonaerense, “Los Caminos de Salamone” se instala como un viaje iniciático por la obra de un arquitecto cuyas obras le dieron identidad a muchos pueblos que hoy son importantes ciudades.

La muestra que se expondrá en la Casa Argentina de Roma hasta marzo de 2018 muestra a un Salamone que según el embajador “representa también un claro ejemplo de la integración que tuvo la inmigración italiana en la Argentina”.