Para llegar hasta la cima del Cerro San Javier hay que atravesar más de cien curvas que vuelven al camino una ruta escénica mostrando un paisaje natural único, allí se inauguró la tirolesa “Imanay”, con una extensión de medio kilómetro, la que la convierte en la más larga de Argentina.

Tucumán tiene atracciones turísticas que son reconocidas en el país y en el mundo, es uno de los destinos más visitados. Su entorno natural y situación geográfica la vuelven una provincia bendecida por el buen clima. Una de estos lugares elegidos es el Cerro San Javier, con una altura de casi 2000 metros de altura es un espacio donde se puede ver la naturaleza en su estado puro.

La sierra tiene alrededor de 19.000 hectáreas con una biodiversidad muy rica, allí es posible ver selvas, bosque de montaña y las yungas. En la cima está el monumento al Cristo Bendicente, obra del escultor tucumano Juan Carlos Iramain. A un costado está la flamante tirolesa.

“Este nuevo atractivo turístico plantea un trayecto con mucha adrenalina y así lo van a vivir los turistas. Se suma a los productos turísticos que tiene San Javier, como la gastronomía, la hotelería, las cabalgatas y las ecosendas“, comentó Sebastián Giobellina, Presidente del Ente Tucumán Turismo.

La tirolesa tiene un descenso de 500 metros y atraviesa una ruta provincial para terminar en la Sede Municipal de San Javier. Durante el recorrido el turista podrá tener una visión panorámica del cerero y del valle. “Estas iniciativas muestran el esfuerzo de los sectores público y privado para mejorar la oferta a los turistas y los logros que se pueden alcanzar con el trabajo conjunto de todos los actores del sector turístico”.