Por Leandro Vesco / Fuente: Diario La Mañana de Neuquén / Fotos: Juan Carlos Casas

El flamante pavimento de las Ruta de Siete Lagos quedó inaugurado con un  virtual corte de cintas merced a una videoconferencia de la que participaron la presidente Cristina Fernández de Kirchner, autoridades municipales, provinciales, de las vialidades, la empresa constructora y todos aquellos que quisieron esar presentes para ser wwwigos de este día tan especial para la región. 

El encuentro se desarrollaró en el salón de usos múltiples del Centro Cívico. El acto estaba previsto inicialmente para el pasado jueves 28, pero fue reprogramado por razones de la agenda presidencial. El pavimento de 110 kilómetros que une Villa La Angostura con San Martín de los Andes como continuidad de la Ruta Nacional 40 ya está habilitado en su totalidad al público, aun cuando restan tareas de señalización.

Se llama Ruta de los Siete Lagos a un tramo de la Ruta 40 (ex 234), en la provincia de Neuquén. La ruta, una de las más bellas del país, une las localidades de San Martín de los Andes y Villa La Angostura. Debe su nombre a que se avistan siete lagos durante su recorrido, logrando hacer de esta ruta una experiencia increíble para los sentidos. Por sus curvas y contracurvas pueden apreciarse las típicas características de la región de los Andes patagónicos: extensos bosques, cerros nevados y lagos. El Camino atraviesa dos Parques Nacionales, el Lanín y el Nahuel Huapí. Los lagos que dan nombre al camino son Lácar, Machónico, Falkner, Villarino, Lago Escondido, Correntoso y Espejo. Muchas veces se incluye al Nahuel Huapí.

El último tramo de 25 kilómetros entre Villarino y acceso a Traful se realizó con una inversión de 215 millones de pesos aportados por el gobierno nacional. La Ruta 40 en su trayecto Siete Lagos es una ruta de gran valor paisajístico y vital vinculación para el turismo de esta región, que a la vez permitirá cerrar un circuito internacional totalmente pavimentado con paso Cardenal Samoré, cuando se completen los 12 kilómetros de asfalto que restan para la provincial 60 a paso Mamuil Malal. El pavimento era un clamor de la zona cordillerana para revitalizar el turismo en la zona. La Patagonia de este modo puede contar ya con una herramienta de incuestionable valor turístico y social.