En el marco del IV Plenario de las Redes para la Gestión del Riesgo de Desastres y de Adaptación al Cambio Climático y la Sustentabilidad Ambiental, se realizó la inauguración oficial de un “Solmáforo”, un dispositivo indicador de niveles de radiación ultravioleta.

Se trata de un dispositivo desarrollado de manera conjunta entre el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF), el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), con apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA).

Este dispositivo es un ejemplo de cómo una aplicación tecnológica puede brindar información directa y útil para la sociedad; funciona con un dispositivo que mide la radiación solar ultravioleta que simula la sensibilidad de la piel y luego convierte esos niveles en luces de colores que indican la peligrosidad a la que uno está expuesto”, explicó Elian Wolfram del CITEDEF al explicar sus características y la importancia de una campaña pública de fotoprotección. “Creemos que es un ícono para volver a concientizar a la sociedad sobre el problema de esta temática ambiental que ha sido abordada gracias a la ayuda de la JICA en los proyectos internacionales”, agregó.

Durante el corte de cinta, el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, indicó que “Lo que pretendemos es aportar desde el conocimiento al desarrollo económico y social del país, fundamentalmente a la mejora de la calidad de vida”.

Tatsuhiro Mitamura, representante residente de JICA Argentina, por su parte, agradeció la oportunidad y la iniciativa para la instalación del Solmáforo, producto de la Cooperación Técnica del Gobierno de Japón hacia la Argentina que se realizó durante los últimos cinco años. “Parte importante de este proyecto es la sensibilización de este tema a nivel global; yo espero que a través de este Solmáforo, los ciudadanos argentinos conozcan los riesgos que estamos enfrentando y cómo lo estamos haciendo aprovechando los conocimientos científicos, trabajando de manera conjunta entre ambos países”. Cabe destacar que el Solmáforo fue producido en el marco del Proyecto SAVER-Net de la JICA, cuyo objetivo es el desarrollo de un sistema de manejo de riesgo medioambiental atmosférico en Sudamérica.

Agustín Campero, secretario de Articulación Científico Tecnológica, dio la bienvenida al Plenario y expresó: “Para nosotros es una alegría realizar este evento porque corona el trabajo de todo un año, en un nuevo marco regulatorio de las actividades para nuestros Ministerios en relación a estas redes, cuyo equipo encabeza Miguel Martín”, en referencia a la recientemente creada y reglamentada por decreto, Red de Organismos Científico Técnicos para la Gestión Integral del Riesgo (RED GIRCyT).