El primer jardín de infantes de la provincia de Buenos Aires que funcionará con energía solar fue inaugurado en la localidad de San Miguel con el objetivo de generar energía limpia y fomentar en los niños una cultura por el cuidado del ambiente. Se trata del Jardín 918, en donde se instaló un sistema solar fotovoltaico y se sustituyeron las luminarias tradicionales por otras con tecnología LED.

Esta iniciativa del gobierno bonaerense fue denominada “Plan Piloto de Eficiencia Energética en Jardines de Infantes” y continuará en establecimientos de Florencio Varela, Ezeiza, Ituzaingo, Mar del Plata, Zárate, Ensenada y San Pedro.

“Es un proyecto innovador que nos permite generar energía limpia, no contaminante, y al mismo tiempo llevar a los más pequeños un mensaje educativo, de responsabilidad”, explicó Franco La Porta, Secretario de Servicios Públicos.

El objetivo, en esta primera etapa, será la investigación y el desarrollo, por lo que los establecimientos se abastecerán con energía dual: a través de la red y del sol.

Otros planes de gobierno orientados a promover la generación de energía sustentable son el Parque Solar construido en Brandsen, el Biodigestor en Chascomús (genera energía a partir del tratamiento de la excreción animal), y el sistema de producción mixta (eólica y solar) en Tandil, a partir del cual se ilumina el Cristo de las Sierras.