Más de 350 especies de animales, entre ellas aves exóticas como el guacamayo (que está catalogado como una especie críticamente amenazada) que tenían como destino la venta en el mercado negro, fueron incautados en varios allanamientos realizados por el equipo de Fauna Silvestre de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de Mendoza.

Las aves exóticas de procedencia ilegal se encontraban en jaulas precarias, y en algunos casos estaban en viviendas particulares.

El secuestró incluyó dos especies de guacamayos rojos (un adulto y uno joven), dos guacamayos azules y amarillos (un adulto y uno joven) y dos loros habladores. El guacamayo azul y amarillo es una especie que se encuentra protegida a nivel internacional por la Convención Internacional de Tráficos de Especies y se denomina protegida en grado 2, por lo que estos animales tienen un valor en el mercado ilegal de unos 30.000 pesos.

En Argentina, el guacamayo está catalogado formalmente como una especie “críticamente amenazada”, aunque no existen registros recientes y se la considera extinta.

El propietario de la vivienda fue imputado por delito de tráfico y comercialización de fauna silvestre y quedó a disposición de la Justicia.

Como informó el área de Ambiente, los animales rescatados serán liberados en una Reserva Natural en la provincia de Corrientes.

En el periodo 2016-2017, la secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de Mendoza rescató más de 1.700 animales de la venta, tenencia y el tráfico ilegal.