Con el fuego descontrolado, unos 80 brigadistas sin apoyo aéreo continuaban anoche con las tareas para intentar frenar el incendio que se inició cerca de las 16:30 en un pinar en inmediaciones de la avenida de Circunvalación, que permanecía al cierre de este edición cortada al tránsito desde la rotonda del aeropuerto hasta la avenida Esandi.

El fuego se desató en un pinar lindante a la estación transformadora La Paloma que abastece de energía a la ciudad, propiedad de Edersa, ubicada a la vera de Circunvalación. Se temió por el suministro eléctrico, pero la empresa dijo anoche que las instalaciones no están en peligro.

El Servicio Forestal de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales (Splif) recibió una llamada de alerta del 911 cuando el incendio ya estaba declarado, según confirmó Patricia Montenegro, titular del organismo en Bariloche quien destinó 25 brigadistas y cuatro móviles.

Los brigadistas iban a continuar toda la noche con las tareas y habían concentrado las labores en realizar cortafuegos para que el fuego no avance y cruce la avenida de Circunvalación. Hasta ayer se habían confirmado 3 hectáreas de vegetación consumidas por las llamas.

Las elevadas temperaturas que ayer superaron los 24 grados y la falta de humedad hicieron propicias las condiciones del suelo para la rápida propagación de las llamas entre los pinos, pastizales y abundante pinocha que avanzó hasta quedar detenido a 30 metros del perímetro de la estación transformadora La Paloma y luego viró su dirección hacia el este, rumbo a la avenida de Circunvalación.

La amenaza de que el fuego avance hacia la ruta obligó al departamento de Seguridad Vial de la Policía de Río Negro a cortar el tránsito cerca de las 19 en el tramo de Circunvalación entre la avenida Esandi y la rotonda que conduce al aeropuerto internacional.

Con el correr de las horas el fuego comenzó a ser controlado.  Poco antes de las 21 del ayer martes martes brigadistas confirmaron que el fuego fue controlado en su foco este tras permanecer descontrolado durante varias horas. Hoy por la mañana trabajan en la extinción final. Unos 80 combatientes se desplazaron al lugar.