Por Leandro Vesco / Fuente Diario Hoy

El fantasma más temido del verano ha vuelto. Los incendios rurales se originaron en diferentes puntos del país. El incendio que se había originado días atrás en la zona rural de Quehué, en la provincia de La Pampa, se reactivó y obligó al corte de la Ruta Nacional 35, que hoy ya fue liberada. El humo llegó incluso a Capital Federal.

La ciudad de Buenos Aires amaneció un olor extraño y con una capa de humo que por momentos se confundía con niebla. Se trataba del humo que llegó de los incendios rurales en la provincia de La Pampa. Se trató de un incendio rural de grandes dimensiones que se reactivó unos 65 km al sur de Santa Rosa, levantando una densa columna de humo en la región. La policía de La Pampa había cortado la ruta nacional 35 como consecuencia del siniestro y hoy, Gustavo Romero, Director de Defensa Civil de esa provincia informó que ya fue habilitada. Además, contó que quedan tres focos ígneos latentes: “Uno se encuentra abierto y allí trabaja el personal, mientras que ambos son grandes en materia de hectáreas, sobre todo el que está al oeste de la provincia de La Pampa”, indicó.

El fuego “surgió en forma repentina, pero pudimos rápidamente armar el operativo con la policía para cortar un tramo de la ruta 35 entre el cruce de la 18 y Padre Buodo”, explicó el funcionario. El corte está ubicado en el kilómetro 261 de la ruta nacional 35, por lo que los automovilistas eran desviados por la ruta 152 hasta General Acha, donde pueden tomar la ruta 9 hasta la 18 para regresar a la 35. Mientras tanto, desde el norte el desvío es por la 18.  Por otro lado, al norte de la ciudad de Santa Rosa, y como consecuencia de un desperfecto en la línea eléctrica que generó un incendio, se quemaron unas 50 hectáreas de rastrojo de un sembradío de trigo.

Días pasados en la localidad de Mapis, en el Partido de Olavarría, se originó un foco que perduró algunas horas, agravándose porque el único teléfono que existe en el pueblo no funciona, pese a los reclamos de los habitantes del pueblo, que se hallan incomunicados. En Gascón, Partido de Adolfo Alsina, denunciaron que los trenes de carga al pasar dejan chispas que provocan incendios que luego cuestan mucho sofocar debido a las altas temperaturas.

Las medidas de prevención deben extremarse en estos días. Aún quedan latentes las consecuencias que dejó el gran incendio de Tornquist del año pasado cuando las llamas descontroladas devoraron miles de hectáreas cercanas a Sierra de la Ventana. Las recomendaciones básicas son no hacer fuego en lugares en donde no está permitido y no dejar el auto estacionado en banquinas con pastizal. Si se puede prevenir, no es un accidente.