Por Leandro Vesco / Fuente: La Nueva

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, anunció hoy medidas económicas para resarcir el turismo y la agricultura de la zona de Sierra Grande, afectada por un incendio desatado a pocos kilómetros de Playas Doradas, por el cual fueron evacuadas 12 mil personas y permanecen cortadas dos rutas.

El mandatario declaró la Emergencia Económica y Climatológica de la zona por seis meses, e invertirá 500 mil pesos en publicidad para reposicionar Playas Doradas y Sierra Grande como destino turístico.

 En conferencia de prensa, Weretilneck señaló que incendios como este “suceden cinco o seis por día en la Provincia” y que “muchas veces, el sofocar el incendio tiene que ver con el factor climático, la suerte que se pueda tener en la lucha y con la coordinación”, aunque reconoció que en esta ocasión “muchas cosas jugaron en contra”.

El siniestro que afectó a esta zona árida y seca que debe afrontar valores térmicos muy altos en verano fue uno de los peores que debió sufrir en muchos años. Por momentos se temió la peor. La localidad de Sierra Grande estuvo aislada, con llamas que sobrepasaban los diez metros de altura.

La policía anunciaba con alto parlantes que los habitantes debían abandonar sus casas. Zona de intensos vientos, el fuego se propagó hasta llegar a las puertas mismas de esta localidad conocida por su actividad minera.

La zona quedó sin señal de celular ni suministro eléctrico, y sobre la ruta tres había densas cortinas de humo que hacían muy peligrosa la circulación de vehículos al estar muy reducida la visibilidad. En conferencia de prensa, Weretilneck señaló “lo peor ya ha pasado” al destacar que “las condiciones” del clima “hoy son totalmente distintas y positivas”

A su vez, adelantó que “la Provincia realizará una inversión de 500 mil pesos en publicidad” para “coordinar, junto al Municipio y los operadores locales, una fuerte campaña publicitaria, posicionando el destino en Río Negro y Neuquén”.

Las llamas fueron contenidas mediante una picada cortafuego construida de emergencia a 15 kilómetros de Sierra Grande, donde el incendio fue combatido por varias dotaciones de localidades cercanas y dos aviones hidrantes. Por último, Weretilneck confirmó que el trabajo de las aeronaves continuará durante algunos días y afirmó que, con las condiciones climáticas previstas para el resto de la jornada, se espera extinguir el fuego en su totalidad.