Los incendios en las islas y en zona de humedales es un desastre ambiental, y el denso humo que genera la quema de pastizales torna irrespirable el aire en esta ciudad y otros pueblos ribereños de la región. Desde el viernes último, la provincia de Santa Fe y el gobierno nacional trabajan en forma conjunta para controlar los incendios en las islas, a través de un operativo que tiene por base el aeroclub de la vecina localidad santafesina de Alvear.

Cabandié sobrevoló las islas, donde este fin de semana los incendios se multiplicaron por diez. Según declaró el ministro, el recrudecimiento de las quemas de pastizales “es una provocación” y opinó que Entre Ríos “debería sacar una ley para prohibir los incendios”. Anticipó a Canal 3 de Rosario que hará “una denuncia penal” para dar con los responsables. 

“Todo el presupuesto que se utiliza desde Nación por personas inescrupulosas, que está afectando a los rosarinos y a todo el cordón costero, que se le cargue a los responsables” de los incendios, subrayó el mandatario responsable de la cartera de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación.

En ese sentido, el secretario de Protección Civil de Santa Fe, Gabriel Gasparutti, remarcó el “costo millonario” que demandaron los operativos realizados desde enero último en esta jurisdicción, y citó como ejemplo un operativo realizado hace veinte días en la localidad de Fray Luis Beltrán, que costó “12 millones de pesos”.

“No quiero pensar lo que va a costar esto”, apuntó Gasparutti, en relación a los actuales operativos con despliegue de aviones hidrantes, helicópteros y brigadistas.

El titular de la cartera nacional de Ambiente y Desarrollo Sostenible, recordó que el viernes último “declaramos en Rosario la emergencia ambiental y cuando terminó la reunión continuaron las quemas con más intensidad. Fue una provocación”, afirmó.

En las tareas de extinción del fuego, coordinadas por la Secretaría de Protección Civil de Santa Fe, se utilizan aviones y helicópteros hidrantes. Trabajan, además, brigadas del Sistema Nacional del Manejo del Fuego, de la Policía Federal y bomberos de Santa Fe y Entre Ríos.