Desde hace más de diez años la ciudadanía viene padeciendo el humo de los incendios en los humedales del Delta del Paraná, como consecuencia de la quema de pastizales en terrenos mayormente fiscales, que la provincia de Entre Ríos alquila a privados para fines agropecuarios, y resultan incompatibles con las particularidades de ese ecosistema, además de producir cada año su destrucción.

En el último fin de semana, nuevos focos de incendios de pastizales asolaron las islas frente a la ciudad de Rosario, generando un denso humo que cubrió el territorio. Los rosarinos se manifestaron en las puertas del Concejo Deliberante de la ciudad para exigir respuestas ante las quemas en las islas entrerrianas, que no cesan pese a los operativos montados por el gobierno nacional.

“Seguimos trabajando en apagar los incendios, pero el quid de la cuestión es que se deje de incendiar y ahí la responsabilidad la tiene la Justicia, que debería haber citado hace muchos días a indagatoria a los ocho imputados que tiene”, dijo a Télam el ministro Juan Cabandié, quien consideró que “la Justicia deberá arbitrar los medios para investigar y tener más imputados, porque no son solamente ocho familias implicadas, hay muchas más y esa información se obtiene al cruzar mapas georeferenciados de temperatura que el Ministerio les dio, con el catastro de Entre Ríos“.

“Si la justicia llama a indagatoria y castiga en el marco de la ley con penas a los responsables se termina esto que le causa tanto perjuicio a la biodiversidad, la flora, la fauna y las personas que respiran humo hace tres meses, finalizó.

Por su parte, el secretario de Articulación Federal, Gabriel Fuks, expresó que “es la justicia la que tiene que intervenir y se tiene que aprobar en forma urgente la Ley de Humedales”. “Mientras tanto, tiene que haber condenas a los responsables de esta tragedia ambiental, que es fruto de unos vivos específicos que viven de manera predatoria en Argentina“, sostuvo.

“Nosotros seguiremos estando presentes en la respuesta mientras sea necesario, pero se trata de responder a los incendios desatados tanto como impedir que se produzcan. Si no, estamos en un círculo absurdo en el que es la población la que paga el costo“, finalizó.

Ayer, el Ministerio de Seguridad de la Nación destinó a la zona del Delta del río Paraná tres aviones hidrantes y un helicóptero, además de 50 brigadistas de Policía Federal Argentina. Se trata del quinto operativo en el que la cartera de Seguridad, a cargo de Sabina Frederic, interviene en conjunto con las fuerzas locales para frenar la reiteración de siniestros que se registran en esta zona de las islas de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, y que siguen dañando a la población local, así como al ambiente, su flora y fauna.