Las tecnologías de impresión 3D fueron ganando un terreno no sólo en la industria sino también en el ámbito educativo. Con el propósito de facilitar su implementación en escuelas técnicas, profesionales del Centro de Diseño Industrial del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y de la empresa Enterprise Objects Consulting (KikaiLabs) diseñaron el ‘Kit Educativo Kikai Labs‘.

El kit fue desarrollado para facilitar el aprendizaje sobre las potencialidades y especificidades de la impresión 3D, y para que los docentes puedan abordar contenidos curriculares vinculados a matemática y física”, explica la licenciada en educación Cecilia Palladino, directora técnica del proyecto y parte del equipo de trabajo del INTI.

El material didáctico contiene piezas para construir un automóvil, algunas de las cuales no podrían ser realizadas sin impresión 3D o sería muy costoso crearlas y otras con variantes para que los alumnos puedan tomar diferentes decisiones a medida que avanzan en el aprendizaje. Además incluye una librería digital de archivos para imprimir y un manual con contenido teórico, instrucciones para implementar la herramienta y explicaciones técnicas.

La propuesta está destinada a empresas nacionales fabricantes de impresoras 3D y surgió en el marco de la convocatoria de “Proyectos de Innovación, Desarrollo y Adopción de la Tecnología de Impresión 3D” del Programa Nacional de Tecnología e Innovación Social de la Subsecretaría de Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva del Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación productiva. 

La primera experiencia se llevó adelante en la Escuela Técnica Nº 1 de Escobar de la provincia de Buenos Aires, que ya contaba en sus instalaciones con una impresora de la empresa. Para su implementación se relevaron antecedentes a nivel mundial sobre kits educativos y su inclusión en planes de estudio; se analizaron los contenidos curriculares de la institución; y se diseñaron diferentes prototipos que se validaron con docentes y alumnos durante más de seis meses de trabajo.

Para la inclusión genuina de la impresión 3D en las escuelas lo más importante es que el docente pueda generar una propuesta didáctica para reconocer las oportunidades que genera y para entender en qué se diferencia de otras tecnologías”, subraya Mariana Maggio, referente en tecnología educativa de la Universidad de Buenos Aires. En este sentido, los profesores de la Escuela destacan que el kit les servirá como herramienta para brindar contenidos vinculados a profundidad, palanca, propulsión, movimiento rectilíneo; y que también podrá implementarse en otras áreas curriculares y en diferentes años bajo la modalidad del taller.