Mientras las Cataratas del Iguazú tienen normalmente un caudal de aproximadamente 1.500 metros cúbicos por segundo (Iguazú significa “agua grande” en guaraní), “hoy andamos por los 289 metros cúbicos y estamos muy por debajo del caudal normal“, detalló el intendente del Parque Nacional Iguazú, Sergio Acosta, quien mencionó que, si bien las sequías “son cíclicas”, sorprende el bajo nivel de agua.

Esto también está influenciado por las siete represas que este río (Iguazú) tiene aguas arriba del lado brasileño que, cuando cierran sus compuertas se nota aún más la bajante“, añadió.

“El bajo nivel de las aguas en las Cataratas es producto de la falta de lluvias del año pasado. Esto se ve reflejado en la mayoría de los saltos menos en la imponente Garganta del Diablo”, explicaron por su parte desde las redes sociales de ‘Iguazú Argentina’, concesionaria de las prestaciones de los servicios de ese parque nacional que es Patrimonio Mundial de la Humanidad.

cataratas del Iguazú bajo caudal

El volumen de agua es el más bajo desde 2005, año en que se registraron 300 milímetros. En estos momentos tanto el salto Bosetti como el de Dos Hermanas experimentan “bajísimos caudales” de agua, en el marco de un panorama inédito para uno de los atractivos turísticos más importantes de nuestro país.

Acosta anticipó que se está desarrollando “material fílmico y fotográfico para mostrar este ciclo de la naturaleza que se ve muy pocas veces”.