Las dificultades para acceder a zonas afectadas por desastres naturales, que imposibilitan la llegada rápida de los rescatistas, pueden ser resueltas con ‘Rescue‘, un proyecto desarrollado por universitarios argentinos: drones autónomos para la exploración del área de catástrofe.

Este proyecto obtuvo el tercer lugar en la final global de Imagine Cup, una competencia internacional con la que Microsoft premia cada año a emprendedores que desarrollan innovaciones tecnológicas y el trabajo en equipo.

Ramiro Olivera, Julián Antonielli y Luciano Mosquera son los estudiantes de ingeniería informática del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), quienes lograron que un equipo argentino subiera por primera vez al podio de esta competencia que se organiza desde hace 15 años, tras superar en la final a 53 proyectos desarrollados por jóvenes de 39 países, entre ellos algunos con fuerte tradición de desarrollo de software como Estados Unidos, Canadá, India, Reino Unido y Brasil.

Para maximizar los rescates en una situación de catástrofe, los equipos deben actuar en las primeras 12 horas que siguen al fenómeno. Sin embargo, en la mayor parte de los casos, llegan hasta dos días después de ese momento. ResCue puede poner rápidamente en funcionamiento drones autónomos que van fotografiando la superficie y, a través del reconocimiento de imágenes, identifica qué personal se necesita en cada lugar y genera una alerta que es enviada a una terminal en tiempo real.

El equipo considera que una flota de diez drones es suficiente para cubrir una superficie semejante a la de la Ciudad de Buenos Aires en menos de diez horas, lo que reduce de forma significativa los tiempos de respuesta.

Los jóvenes ganaron 15.000 dólares de premio más 25.000 en Microsoft Azure (un abanico de servicios en la nube, de los cuales ResCue usa dos herramientas de inteligencia artificial), además de acceso al programa BizSpark para seguir desarrollando su proyecto.

Tras ganar la instancia local en mayo, los estudiantes viajaron a la localidad estadounidense de Redmond, donde tiene su sede el gigante tecnológico, para representar al país en la final. Solo fueron superados por el equipo checo X.GLU -autor de un software que ayuda a los diabéticos a sobrellevar los síntomas-, y por el estadounidense Oculogx, que construyó una aplicación de realidad mixta (realidad virtual más realidad aumentada) para localizar elementos en grandes almacenes.