Aprovechar los techos de las paradas de colectivos y crear un miniecosistema que sirva de campo de polinización de las abejas fue el objetivo del municipio. Además, las plantas también ayudan a absorber el agua de lluvia, regular la temperatura, capturar el polvo o los contaminantes del aire, reducir la contaminación acústica, absorber el carbono y embellecer la ciudad.

El número de habitantes está creciendo rápidamente tanto en la ciudad como en la región. Esto genera nuevos retos para vivir y trabajar. En Utretch, trabajamos de la mano con todo aquel que quiera contribuir con ideas y soluciones para crear un entorno urbano sano“, indican desde el municipio.

Las abejas tienen un papel muy importante en el ambiente. Además de producir miel, se encargan del proceso de polinización de las flores, garantizan la alimentación de mamíferos e insectos, mejoran la producción de alimentos y contribuyen al desarrollo de los bosques.

Además de las 316 paradas ajardinadas con diferentes especies de sedum, Utretch también cuenta con paradas con paneles solares, iluminación LED y asientos de bambú. El mantenimiento de estas instalaciones se realiza en vehículos eléctricos para minimizar emisiones y contaminación.

Esta ciudad también se comprometió a contar con un sistema de transporte público libre de contaminación por CO2 para el 2028. El primer paso será introducir 55 colectivos eléctricos.