El Centro de experimentación científica y educación ambiental que albergará a 60 científicos, catedráticos y alumnos vinculados a la temática, realizará estudios de la flora, fauna, aire, tierra y agua en las islas del Delta del Paraná.

El objetivo es evaluar la calidad del aire, el agua y suelos para diseñar un sistema de alerta temprano sobre focos de incendio, aconsejar estrategias de prevención y cuidado del ambiente y crear un proyecto educativo ambiental.

El centro comenzará a funcionar la semana próxima en la sede de la Reserva Municipal “Los Tres Cerros” -un sitio de 1.700 hectáreas ubicado en la Isla Charigüe, Entre Ríos- donado a la Municipalidad de Rosario por el filántropo Carlos Deliot en 1948 y que mediante un convenio ahora fue cedido a la UNR.

“Pusimos en marcha una amplia agenda de trabajo para la protección del ambiente en general, del cuidado y la defensa de nuestros humedales en particular. Lo que ha pasado este año con las islas -por los incendios- ha motorizado el compromiso de la sociedad en su conjunto en defensa de los humedales“, señaló a Télam el rector de la UNR, Franco Bartolacci, tras la firma del acuerdo de cesión.

Bartolacci consideró que la instalación del Centro de investigación “es un aporte de la Universidad pública, una base en el territorio para defenderlo, pero también para que la información científica que se produzca le sirva al Estado como insumo para el diseño y la implementación de políticas públicas”.

Por su parte, el intendente Pablo Javkin dijo “que contar con un Centro científico de la universidad trabajando en el territorio, midiendo el aire, cuidando lo que sucede con la flora y fauna, es un gran aporte en pos de construir herramientas para solucionar el problema”, y con respecto a a la quema de pastizales en las islas, evaluó que “hay un problema gravísimo que no es nuevo, pero que requiere respuestas nuevas. Debemos hacer muchas cosas, y una es producir investigación científica de lo que sucede en el humedal, para conocer cómo se puede defender mejor y cómo se altera su fisonomía cuando se registran prácticas irregulares”.