Uno de los problemas más serios en el campo es qué hacer con los bidones que contuvieron agrotóxicos. La presencia de estos plantean un serio riesgo para el medio ambiente, la semana pasada en Balcarce se dio a conocer que una fábrica se instalará en el parque industrial para tratar el reciclado de bidones de glifosato, para fabricar tubos para telefonía y electricidad.

El intendente de Balcarce, Esteban Reino, junto con el presidente del Concejo Deliberante Gustavo Bianchini, el subsecretario de Producción y Empleo, Martín Carballo y por Sebastián Cammpo, representante de la compañía impulsora del proyecto, estuvieron reunidos con el fin de coordinar acciones ante la inminente puesta en marcha de la planta.

Los titulares de la empresa confirmaron los avances en su inversión y adelantaron que están próximos a comenzar las obras de construcción. La comuna, paralelamente, aseguró que fueron positivos los resultados de los exámenes solicitados a los laboratorios del Inta Balcarce y del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (Opds), relacionados a la factibilidad y viabilidad del circuito de producción que se utilizará en el lugar.

Según informó el municipio, la planta “no generará ningún impacto ambiental ni de efluentes”, ya que se “utilizará un sistema de lavado cerrado”.

“Con el bidón una vez limpio, se ingresa una máquina para el chipeado del plástico que favorece la posterior fabricación de tritubo, el cual será utilizado en conexiones de telefonía y electricidad, aplicándose en protección de conductores telefónicos, video y fibra óptica”, se detalalló en un comunicado municipal.

Por último, la municipalidad resaltó también que “toda la producción se realizará en un ciento por ciento en Balcarce, solucionando un problema ambiental y generando fuentes de empleo pra la ciudad.