Bajo la leyenda “CQ Inteligencia Colaborativa”, entre el 17 y el 19 de agosto, en el Centro de Convenciones Metropolitano, de la ciudad de Rosario, tendrá lugar el XIX Congreso Aapresid.

Según destacan los organizadores, “a lo largo de los últimos Congresos de Aapresid nos preguntábamos cómo los innovadores alcanzaríamos el objetivo de desarrollar una innovación sustentable, de asistir al Ecoprogreso en forma sistemática.” En este sentido, el leit motiv del XVIII Congreso, “El fuego sagrado”, desarrollado en 2010, planteó una condición personal indispensable.

La síntesis de la edición 2010 propone un sistema común que potencia esta vocación de innovar y genera sinergia entre los agroinnovadores. ¿Cómo? Potenciando la inteligencia colectiva.

Desde que Leonardo Da Vinci inauguró con sus ideas la era moderna, relacionamos la genialidad individual, la inteligencia sobresaliente con cada avance de la ciencia. Leonardo Da Vinci poseía un IQ (Intelligence quotient: Coeficiente intelectual) de 220. Blaise Pascal, 195, Albert Einstein,160. Cada invento tenía su célebre inventor. Pero hoy, en la era de la hipermodernidad, quién estaría en condiciones de nombrar a un solo genio, a una sola mente brillante detrás de cada avance biotecnológico, de cada microprocesador, cada software, o sin ir más lejos, detrás de cada cultivo exitoso.

A medida que el conocimiento científico y el desarrollo tecnológico se vuelven más complejos, evoluciona una nueva forma de inteligencia aplicada. Es la colaboración en red de muchas inteligencias individuales, lo que hoy impulsa la innovación y el hallazgo de nuevos métodos, nuevas herramientas, nuevos sistemas. Y la agricultura del siglo XXI no es la excepción, sino uno de sus exponentes más avanzados.

La interacción será la clave de éste “un congreso para armar”. Sustentado en el concepto que da nombre al evento, la inteligencia colaborativa, el XIX Congreso contará con ponencias más interactivas: todas las preguntas y respuestas, aprovechando las alternativas que nos proponen las nuevas tecnologías y una amplia base de talleres. Muchos más espacios donde el público no sólo oye sino que también construye contenidos.

Para obtener mayor información e inscribirse, sugerimos consultar la web http://www.cq.org.ar/.