Fuente: Télam / La Voz del Interior

Además de la localidad de Lezama, en la que hubo un surgimiento masivo de arañas que tapizaron con su hilado árboles y suelos, “hubo reportes en otras localidades como Dolores, Montes y Lobos”, afirmó el grupo liderado por el biólogo Martín Ramírez, investigador adjunto del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas y vicedirector del MACN.

El sitio https://www.facebook.com/sistematicaybiologiadearacnidos reúne los mensajes y las fotos con los que el grupo procura documentar “dónde ocurre y de qué arañas” se trata el raro fenómeno que ha causado estupor en miles de vecinos.

Les arañas aparecieron en banquinas, árboles y señales de tránsito en la localidad bonaerense de Lezama tras las inundaciones pero aclararon que no son venenosas, por lo que el personal de zoonosis trabajaba  en la zona del Paraje El Destino donde desbordó el Río Salado, y donde se halla el epecientro de este fenómeno.

El intendente de esa ciudad, Marcelo Racciati explicó que se trata de “telarañas ubicadas en la banquina, en los árboles o en señales de tránsito, que fueron construidas por las arañas y que buscaron altura para escapar a la inundación” que en esa zona provocó el desborde del Salado. El jefe comunal precisó que en el lugar “se encuentra personal de zoonosis del municipio para evaluar las medidas a seguir y hacer los correspondientes análisis”, aunque aclaró que en principio “no se trata de arañas peligrosas”.

“Son arañas chicas, de las que comúnmente sus telarañas se llaman Baba del Diablo, que en principio no representan un peligro importante, pero ya mandamos también personal de atención primaria de la salud para que lo evalúe”, graficó.

Racciati detalló que la “Baba del Diablo” es la acumulación de cantidad de hilos de telas de arañas de algunos géneros que usan para viajar llevadas por el viento y que por el desborde del río “se acumularon en un paraje ubicado a unos 15 kilómetros de la ciudad”.

“No es un fenómeno extraño tras la inundación pero tampoco ocurre habitualmente que se acumule tanta cantidad en un lugar reducido”, sostuvo y recomendó a la gente “que por prevención no se acerque a esa zona”.  En tanto, la directora provincial de Emergencias Sanitarias, Patricia Spinelli, precisó que las arañas que están en esa zona ubicada a unos cien kilómetros de La Plata “no son ninguna de las especies venenosas”. La funcionaria de la cartera de Salud provincial recomendó también a la población “no acercarse al lugar porque puede generar una reacción alérgica como todo tipo de picadura insecto”.

Ahora los investigadores estudiarán el por qué de este fenómeno que con el paso de los días comienza a extenderse a una región más amplia. “Les pedimos que nos hagan llegar fotografías a esta página, en lo posible una panorámica donde se vean las telas y otras de cerca para ver las arañas en detalle”, aseguró el grupo que precisó además que se deberá consignar de qué localidad se trata.