Fuente: Infocampo

Una de las antiguas plagas de Egipto se vino a vivir a nuestro pais, a la provincia de Santiago del Estero. Se trata de langostas que están haciendo estragos en las localidades santiagueñas de Quito, San Martín, Sarmiento, Figueroa, Silípica y 

Con un poder digestivo de 7 a 8 hectáreas por hora, esta plaga está enloqueciendo a los productores rurales que no se animan a dejar solos sus campos por si una nube les cae sobre el campo, porque estas langostas llegan en una nube de aproximadamente 5 kilómetros y bajan a tierra para comerse todo lo que haya sembrado, principalmente alfalfa y cebolla.

Juan Pablo Karnatz, productor de la zona, explicó que es “una nube negra que vuela alto y se acerca a tu campo, pero baja rápido a tierra. Te comen todo en pocas horas y no te dan tiempo para hacer nada. Encima tienen el tamaño de un dedo índice”.

“Cuando hace calor aparecen, y se supone que van hacia Catamarca, pero por ahora no se han ido, y ni sabemos de dónde vienen”, amplió Karnatz, quién además subrayó que “hasta ahora nadie nos ha dado una explicación clara de por qué pasa esto, pero lo que si es seguro, es que si no estás en el campo cuando llegan, se comen todo“, aseguró Karnatz.

Cabe destacar que no existe Emergencia Agropecuaria, Seguro Rural o nada parecido que pueda ayudar a los productores santiagueños. Y por si fuera poco, no se pueden fumigar, ya que vuelan muy alto y son muy rápidas. Pero lo que sirve es el ruido. Cualquier ruido propiciado por un motor las espanta rápidamente del campo, impidiendo que se coman todo. 

En un campo de Lavalle, una avioneta del Ministerio de la Producción se encuentra realizando tareas de fumigación, supervisada por el Senasa.