El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de México dio a conocer un proyecto denominado “Freevolt” que emplea una tecnología innovadora para reciclar la energía “que queda flotando en el aire” y utilizarla en dispositivos pequeños.

“La tecnología es reciclado de radiofrecuencia y lo que hace, a grandes rasgos, es detectar estas ondas que están en el aire para transformarla en corriente directa“, señaló en un comunicado el científico Manuel Piñuela, autor de la iniciativa.

Se trata de un gran avance tecnológico con el que se podrá alimentar diferentes tipos de sensores y tarjetas inteligentes. “Esta solución cambiará la forma en la que actualmente se diseñan y cargan los dispositivos de bajo consumo de energía. Todo lo que hacemos con nuestro celular genera una pequeña carga de energía que queda flotando en el aire, por lo que es un gran desperdicio que nadie usa“, aseguró este emprendedor mexicano que ya registró 18 patentes con su empresa Drayson Tecnologies.

Asimismo, agregó que cambiar baterías o recargar por cable es una de las grandes limitantes del mercado a gran escala de la Internet de las cosas, por lo que esta tecnología reduce costos económicos y ambientales.

Derivado de la tecnología “Freevolt”, el empresario desarrolló una solución para medir la calidad del aire mediante un sensor que se integra a cualquier teléfono inteligente.

Con el desarrollo de esta tecnología, el científico fue premiado como uno de los 35 innovadores menores de 35 años más influyentes de Latinoamérica por la revista MIT Technology Review en español.