Fuente: Ministerio de Industria

Los responsables de la empresa argentina de software Ingemática le presentaron a la ministra de Industria, Débora Giorgi, un mecanismo para camiones que cuenta con una cámara incorporada al frente, conectada a un monitor de exterior ubicado en la parte trasera del vehículo, que permite a los autos ver lo que sucede en la ruta por delante del camión.

Débora Giorgi recibió al gerente de la empresa Ingemática, Alejandro Muther, quien desarrolló un sistema para dar mayor seguridad vial a los conductores de vehículos que circulen por detrás de un camión en las rutas.

Se trata del Safety-Truck, un dispositivo que se instala en los camiones que cuenta con una cámara wireless -incorporada al frente- conectada a un monitor de exterior ubicado en la parte trasera del vehículo. Así, por la pantalla, el conductor que circula por detrás del camión puede ver todo lo que sucede por delante del mismo. Esto le permite, por ejemplo, tomar la decisión de adelantarse o no en forma más segura o reducir riesgos en caso de que el camión tenga que frenar de golpe, por algo que ocurra en la ruta.

Este desarrollo se realizó a partir de una publicidad para Samsung, creada por la agencia Leo Burnett, y que ganó 9 premios en el festival de publicidad de Cannes y logró casi 10 millones de vistas en YouTube. A partir del suceso de la publicidad, se despertó el interés en empresas de todo el mundo y, según contó Muther, lo llamaron desde la central de Samsung en Corea para aplicar el desarrollo en forma concreta; de Volvo Suecia para poner a disposición un camión para realizarlo y, también, de Femsa México para bucear la posibilidad de incorporarlo a su flota de camiones de Coca Cola.

Ingemática está construyendo un prototipo, con un acoplado de la empresa Helvética y tecnología aportada por Samsung, que estará terminado en aproximadamente tres semanas y que está ya en proceso de homologación para poder circular por as rutas argentinas.

Los creadores del dispositivo, Alejandro Muther y Fiona Furlong son dos jóvenes de 29 y 24 años, respectivamente.

Giorgi puso a disposición de la empresa el acompañamiento del Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INPI) –un organismo dependiente del Ministerio de Industria-, para acelerar el registro y patentamiento del proyecto y, además, propuso sumar a la Agencia de Seguridad Vial.